El irlandés Patrick Hickey, presidente del comité olímpico irlandés, fue hospitalizado después de sentirse mal, cuando la policía fue a detenerlo a su hotel, tras ser acusado de vender boletos para la justa olímpica de manera ilegal.

De acuerdo con los medios brasileños, el funcionario es acusado de confabular en la reventa de boletos, por ello la policía de Río fue a detenerlo en un hotel del COI en la playa de Barra de Tijuca, poco después de las 7 de la mañana de este  miércoles.

Al momento se desconoce el estado de salud de Hickey, sin embargo, se sabe que  la policía brasileña confiscó más de 1,000 boletos que fueron vendidos por encima de su costo y que habían sido asignados al comité irlandés.

Según ESPN, Patrick Hickey no es el único funcionario con esta acusación, pues la semana pasada, fue arrestado Kevin James Mallon, ejecutivo de THG Sports, y actualmente se están buscando a otros cuatro funcionarios, entre ellos Marcus Evans, dueño de Marcus Evans Group, empresa matriz de THG Sports y dueña del club de fútbol Ipswich Town.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL