Trabajar como freelancer puede representar beneficios como la libertad de horarios y la flexibilidad para realizar labores desde casa; no obstante, esta forma de trabajo también puede traer algunas complicaciones como el manejo de finanzas, que se caracterizan por ser invariables.

Por lo anterior, y porque en México más de 10 millones de los trabajadores son independientes, compartimos algunas recomendaciones bastante funcionales para mantener finanzas sanas.

1. Elabora un presupuesto mensual
Si no es posible que determines un sueldo fijo, sí puedes establecer un presupuesto mensual que represente tus ‘gastos fijos’. Esto te ayudará a conocer la cantidad que necesitas tener después de un periodo determinado, además de mantenerte alerta para no gastar en cosas que no necesitas.

2. Separa los gastos personales de los gastos laborales
Trabajar como freelancer requiere de mucha disciplina, ya que tendrás que administrar tus finanzas personales y las de tu negocio.

Recuerda que una cosa son los gastos en ropa, salidas con amigos y viajes de fin de semana y por otro lado están los gastos relacionados con tu labor profesional, tales como los insumos de oficina, equipos de computo y reuniones con clientes. En este contexto, tus recursos económicos deberán estar totalmente separados y de ser posible, gestionados en cuentas particulares con el fin de llevar una administración sana e inteligente de ambos.

3. No olvides tus obligaciones fiscales
Recuerda que trabajar bajo la modalidad de freelance no te excluye de cumplir con las responsabilidades fiscales correspondientes, por lo que tendrás que realizar estos reportes en tiempo y forma para evitar ser acreedor de alguna penalización monetaria.

4. Ahorra
Por muy difícil que sea crear hábitos de ahorro, es necesario para tener un recurso que sirva como respaldo para emergencias o tiempos complicados.

Puedes establecer una meta diaria de ahorro, de esta forma no dispondrás de la cantidad destinada para el ahorro y será mucho menos complicado reunir una cantidad considerable.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL