El debate en torno a la Reforma Hacendaria se encuentra en uno de sus momentos más significativos toda vez que fue aprobado por la Cámara de Diputados el Código Fiscal, el cual ahora será turnado a la Cámara de Senadores para su revisión y aprobación.

Pese a que las modificaciones que sufrió el Código fueron mínimas, existen puntos que sin duda impactarán la actividad comercial de algunas industrias. Algunos de los cambios más significativos son:

1. Mayor vigilancia de las deducciones por concepto de donaciones realizadas a asociaciones civiles.

Este punto tendrá que ser seriamente analizado y estudiado por las empresas a la hora de trazar sus estrategias de responsabilidad social, para evitar incurrir en una práctica ilegal que al final del día se traduzca en un impacto negativo

2. Responsabilidad solidaria; este punto básicamente señala que cuando uno de los socios de determinada empresa cometa un acto fraudulento, la otra parte -él o los otros socios-, tendrá que pagar de manera proporcional a su participación en la empresa.

En este caso el alcance de la modificación podría ser benéfica ya que a menor participación en las acciones de la empresa, menor será la responsabilidad económica; sin embargo, no deja de significar un punto que frenará en muchos casos posibles asociaciones que a su vez derivarían en generación de empleos.

3. Se suprimió la cláusula de anti-elusión, la cual dotaba de autoridad al SAT para que este determinara si ciertas operaciones de las empresas eran de carácter de negocios o no, lo que también le permitía determinar las responsabilidades fiscales de las mismas.

Este cambio podría significar una de las modificaciones más acertadas en materia de combate a la corrupción, toda vez que concentrar ese control en manos del SAT podría derivar en actos fraudulentos a fin de evadir impuestos.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL