Oliver Stone acaba de dar una platica magistral sobre storytelling. Lo que más me llamo la atención fue que dejó muy claro que en su metodología de trabajo no busca grandes ideas, piensa en cosas pequeñas, las va uniendo y así es como terminan siendo grandes obras. Oliver Stone

Foto: Phil Stafford

Las huellas de la guerra Oliver Stone tiene una profunda marca de su paso por Vietnam. Su crecimiento como cineasta ha sido tan profundo como la misma guerra. Comentó que nadie puede imaginar lo doloroso que es escribir un guión de cine por 10 años sin lograr producirlo o el tener muchos scripts rechazados. Sugiere que en el proceso de creación se empiece de lo personal a lo global. Reviviendo épicas escenas de su película Platoon (Pelotón), mencionó que cada una de las escenas tienen un significado para él. En la guerra los soldados están cansados, sin dormir, sucios, incomodos, malhumorados. Para hacer la película de Pelotón, tuvo a los actores 2 semanas en Filipinas en condiciones de guerra: 24 horas en campo de entrenamiento, malos tratos, ataques simulados, condiciones extremas (esto en contra de las leyes actorales de EU que contemplan 12 horas de trabajo y 12 de descanso). Pero el resultado final fueron tomas creíbles, reales.

La búsqueda de la verdad Stone recomienda que para crear historias es necesario buscar el conflicto, el sufrimiento. A veces no se puede ver, es difícil, se está inmerso. Cree firmemente en la búsqueda de la verdad. Lleva hasta su más grande dimensión en lo que cree, hace todo para lograr el punto. La audiencia quiere saber más. Todo empieza con una pequeña idea, algo chiquito. Los espectadores quieren saber qué pasa después; una escena te lleva a otra, a otra y a otra. Comienza algo pequeño y termina siendo grande.

El poder del contenido Para Oliver Stone la clave de hacer storytelling radica en el contenido. Su estilo de trabajo es colaborativo, todos contribuyen, siempre acaba haciéndolo con su equipo, artistas, fotógrafos, editores, productores. Escriben grandes líneas para crear personajes reales. Invierten mucho tiempo involucrándose en los temas. Trabaja para recordar historias, se considera un dramaturgo. Menciona que antes de la historia existe el drama.

Cómo mueve a la gente Nunca piensa en cómo gustar a todo el público. Sabe que hay gente que le gustará y otra que lo va a criticar. Repite que busca cosas pequeñas pero llenas de pasión, historias que muevan a la gente, pero tampoco lo hace pensando en tener una reacción determinada con el público. En su película JFK que dura más de 3 horas empezó siendo algo pequeño. Inicio con una investigación y una cosa te lleva a otra. No ve las implicaciones, ni quiere educar, simplemente hacer evidente la verdad Stone toma hechos y se inspira para hacerlos grandes. No se considera un historiador, más bien un dramaturgo. La historia aburre, el jamás haría una película aburrida. Quiere que la gente vea sus películas y diga wow, eso me emociona. Desea que cuando alguien vea sus películas diga eso si sucedió, hay demasiada evidencia Reitera una vez más que nunca empieza pensando en una gran historia, busca la verdad y trabaja en los detalles. Empieza por lo pequeño.

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL