• El Consejo Mundial de Viajes y Turismo prevé que el sector puede perder hasta 2.7 billones de dólares a causa del coronavirus.

  • No obstante, la OCDE ha proyectado que en el peor de los casos, la pandemia puede provocar una caída del 70 por ciento en el sector.

  • Hasta el 26 de abril, los casos por coronavirus COVID19 en el mundo alcanzaron un 2,931,787 casos, según datos de Statista.

Una de las principales medidas para prevenir el avance del coronavirus en el mundo, el aislamiento social, se ha convertido también en uno de los grandes problemas para la economía mundial, la cual ha provocado que millones de personas haya perdido sus empleos y que empresas tengan que cerrar sus puertas. Uno de los principales sectores afectados es el turismo, el cual podría perder hasta 2.6 billones de dólares en ingresos, según comentó el Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC, por sus siglas en inglés).

El turismo es uno de los sectores económicamente más importantes en todo el mundo. Según la WTTC, se estima que el 10.3 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) mundial se encuentra concentrado en este segmento, por este mismo motivo resultan aún más preocupantes las estimaciones que hace la Organización para el Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), que prevé una caída del 45 por ciento en el más moderado de los casos, mientras que en el peor de ellos, pude llegar a ser de hasta el 70 por ciento.

La caída en el turismo, fomentada en gran medida por las medidas de aislamiento social y por el cierre de las fronteras para los viajes recreativos (como ha pasado entre Estados Unidos y México), también ha tenido un impacto en la cantidad de empleos. Se estima que tan sólo en las últimas 4 semanas pasadas se perdieron el 30 por ciento de los empleos, sin embargo, de mantenerse la tendencia, el saldo final podría ser de hasta 100 millones de trabajos perdidos.

El organismo internacional ha hecho la recomendación a los países que conforman el grupo del G20 a que sus respectivas autoridades apoyen a los negocios ya sea a través de estímulos fiscales o por medio de préstamos con facilidades de pago, con la finalidad de que puedan sobrevivir a la pandemia y esto, a su vez, ayude a la rápida recuperación de la economía mundial y local.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL