La moda es una de las categorías con mayor participación en el comercio electrónico a nivel mundial. Datos de Statista estiman que el mercado global de moda online alcanzó un valor de 533 mil millones de dólares en 2018, y prevé un crecimiento a 872 mil millones de dólares para 2023.

La realización de campañas digitales ha sido un factor clave para convertir las visitas al punto de venta en transacciones en las plataformas digitales. Hoy en día, los dispositivos móviles representan el 65.4 por ciento del tráfico hacia los minoristas de moda en línea y el 57 por ciento de las ventas, según datos de SaleCycle.

Las marcas de moda han ganado un posicionamiento significativo en el comercio electrónico, pero en el mercado mexicano los establecimientos físicos son clave en la estrategia de marca, debido al valor que encuentra el consumidor al acudir a este tipo de puntos de venta.

Es el cada del grupo español de perfumería, Equivalenza, que recién anunció que prevé abrir 50 tiendas en cinco años en el mercado mexicano. Hasta el momento, la firma tiene 3 sucursales en México, pero con esta nueva estrategia prevé alcanzar una facturación de 150 mil pesos por cada establecimiento, con lo que alcanzaría ventas superiores a 50 millones de pesos en 2024.

Las marcas también han aprovechado el consumo del mercado mexicano. Es el caso de Adolfo Domínguez que finalizó el 2019 con un aumento del 2.4 por ciento hasta 12.4 millones de euros. Sin embargo, no es el único mercado en el que ha registrado un crecimiento. En Europa, la facturación de la marca incrementó un 1.6 por ciento. En Japón, aumentó un 3.7 por ciento, según Modaes.

American Eagle es otra marca que recién ha sumado un total de 40 tiendas en México. La firma ha puesto en operación un plan de crecimiento que contempla el formato físico. Este mes, se prevé que American Eagle abra un nuevo establecimiento en Midtown Jalisco.

Te recomendamos:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL