Las pérdidas por robo de carritos en los supermercados son elevadas. Según cifras del portal Food Marketing Institute se estima hasta 800 millones de dólares el costo a nivel mundial que debe desembolsar la industria del retail.

Con una merma de tal magnitud, el robo de carritos de supermercado representa un problema constante para las tiendas minoristas.

Si bien algunas han optado por implementar nuevas técnicas para revertir esa situación. Se trata de sistemas de contención de ruedas que al menos en Estados Unidos han comenzado a usarse con la finalidad de evitar robos a la salida de las tiendas, de acuerdo con información de la cadena CNN.

Hay que destacar que el valor por carro oscila de 75 a 150 dólares, y las pérdidas alcanzan un promedio mensual de hasta 5 unidades por tienda en ese país, de modo que los sistemas de “detención” han cobrado auge: son frenos automáticos que se activan a la salida de las tiendas, inutilizando el carrito fuera de esa área.

Sin embargo, el índice de robos continúa, por lo que una segunda opción para los norteamericanos es contratar empresas de localización, que devuelven carritos abandonados en distintos puntos de las ciudades.

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL