Alemania.- Siempre en el puntero de los paí­ses más creativos, los alemanes brillaron en esta edición de Cannes. La siguiente campaña de la agencia Kolle Rebbe obtuvo un León de Oro en Diseño por crear el primer libro de cocina que se puede comer.

Más noticias sobre Diseño:
Instaglasses: Conoce los lentes de Instagram
Propuesta de eco-marketing gana Grand Prinx en Design

Para posicionar a una pequeña editorial especializada en libros de alta cocina y arte, la agencia Kolle Rebbe desarrolló The Real Cookbook, un libro hecho de pasta que literalmente puede cocinarse y comerse.

La intención de la campaña era establecer una diferenciación entre la casa editorial Gerstenberg Publicshing House y el resto de las empresas en el ramo de libros de cocina, un reto importante frente a los más de 26 mil libros del tema que llegan a las librerí­as cada año a nivel mundial.

La diferenciacion y la creatividad fueron claves para hacer de esta estrategia un éxito. El equipo creativo trabajó varias semanas para confeccionar un libro comestible con los ingredientes adecuados.

El resultado fue un libro hecho de pasta de lasagna cuyas páginas interiores pueden cubrirse de salsa, rellenarse de los ingredientes favoritos y cubirse de queso para confeccionar un delicioso platillo. La empresa ganó un interesante flujo de viralización en la red sobre su marca.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL