El color afecta nuestra vida. Es físico: lo vemos. El color comunica: recibimos información del leguaje del color. Es emocional.: despierta nuestros sentimientos. Bride M. Whelan

Más artículos de Pablo Mercado:
Publicidad subliminal ¿mito o realidad?
Diseño Sensorial

Trabajar con colores para obtener resultados emocionales es un desafío muy divertido, los colores efectivos pueden lograr que una habitación se sienta cálida y acogedora, que nos de hambre al momento de entrar a un restaurante, que un diseño gráfico sea capaz de atraer nuestra atención o que un producto nos parezca elegante.

Por ejemplo, al momento de escoger los colores para una casa se recomienda hacer lo siguiente: Azul para la oficina por ser el color de la productividad, Verde las habitaciones por que genera tranquilidad y salud, Amarillo en la cocina para mejorar el metabolismo, la energía y la iluminación, Rojo el comedor para despertar el apetito y Gris la sala para calmar los nervios y relajarnos.

La psicología del color nos dice qué emociones y sentimientos nos provoca cada color.
El rojo es de los colores más poderosos, este color nunca puede ser ignorado y despierta las emociones más fuertes, el amor y el odio. Muy utilizado por cadenas de comida rápida para generar apetito.
El amarillo es el color del sol, la luz, representa la creatividad, amistad y juventud. Al combinarse con tipografías negras logra anuncios muy llamativos.
El verde es el color de la naturaleza, muy utilizado en productos ecológicos.

Al incluir un color en un logo, producto o local se debe estudiar bien antes qué es lo que se quiere transmitir.

Publicistas, mercodólogos, diseñadores gráficos, diseñadores de moda, diseñadores de interiores y diseñadores industriales debemos de tomar siempre en cuenta el gran poder que existe en los colores.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL