El crecimiento del comercio electrónico está impulsando ha puesto en duda el futuro de los establecimientos físicos en el mercado estadounidense.

De acuerdo con proyecciones publicada en Business Insider, los cierres previstos para este año se concentran en marcas como Walgreens, Payless, Rue21, Gap, Toys R Us, Guess, Crocs, Kmart, Sears, Macy’s, entre otros.

Sin embargo, más allá de afectar el desarrollo de las tiendas minoristas, el comercio electrónico también está generando incertidumbre para el mercado de los centros comerciales en Estados Unidos.

De acuerdo con el estudio “The future of shopping centers” realizado por AT Kearney, el comercio electrónico representará un tercio de las ventas minoristas en 2030, en el mercado estadounidense, y advierte que esa disrupción llevará a los centros comerciales a pensar en qué hacer con las construcciones actuales y futuras, ya que se deberán realizar cambios en las dimensiones de los inmuebles.

Además, la firma subraya la importancia de dirigir a los centros comerciales hacia las personas, la tecnología y conectividad, entre otras consideraciones comerciales.

De modo que, se estima que los centros comerciales tendrán nuevos tamaños, ubicaciones del espacio físico o digital, es decir, los formatos serán más pequeños e inteligentes, así como centros de experiencias.

En contraste, en América Latina los centros comerciales han crecido 5 por ciento al año, según datos de Lizan Retail Advisors. En este sentido, México lidera la lista de países que más número de centros comerciales, con 650 inmuebles. Le sigue Brasil con 600 construcciones, sin embargo, países como Colombia, Perú y Chile son otros países que tendrán más construcciones en los próximos años, según proyecciones.

Según reportes, es posible que el 25 por ciento de los centros comerciales en Estados Unidos cierren, debido a que la actividad comercial va más allá de las tiendas físicas. Actualmente, el mercado estadounidense cuenta con 1,100 centros comerciales. 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL