El papel del experiential marketing en el comercio de productos va cobrando mayor relevancia ahora que vender productos ya no es suficiente. Todo indica que el cliente no quiere comprar un producto de la manera tradicional, lo que también busca es una experiencia atractiva con la marca.

Se cree que los productos que ahora se consumen ya no son sólo los productos, sino la suma de experiencias que se tiene con la marca y el producto en sí. Por ello que es que los vendedores están ocupados en ponerse al corriente para ofrecer una experiencia única así como proporcionar productos de calidad para complementar la experiencia del consumidor.

¿Qué buscan los consumidores?

Es básico que las empresa estén conscientes de que lo que los clientes quieren puede no ser lo que los minoristas están vendiendo. Por esto, se vuelve elemental ofrecer más cada vez.

El desenvolvimiento de experiential marketing ha tomado impulso, pero son pocos los que saben cómo implementar con éxito esta táctica.

Pero si se busca llegar, sorprender y mantener al cliente es hora de darle un nuevo giro al modo de presentar los productos.

Nuevo modelo

Para hacer una nueva presentación de productos, hay que reemplazar el modelo 4Ps de marketing basado en Producto, Precio, Promoción y Punto de venta con el formato 4Es de Experience, Exchange, Evangelism y Everyplace, por los términos en inglés, que se traducen en Experiencia, Intercambio, Evangelización y Omnicanal.

Las clásicas ideas de 4Ps ha llevado al área retail al Apocalipsis. Pero los 4Es son la guía para que los vendedores se apeguen a la mentalidad basada en la experiencia, las expectativas y las necesidades de los clientes.

El secreto es usar estas ideas 4E para comunicarse y entregar valor significativo al cliente.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL