La nueva plataforma de Cobro Digital (CoDi), es una nueva forma de cobro digital que utilizará el Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI), que aplicará y permitirá realizar en cuestión de segundos pagos electrónicos a través de Internet o servicios de banca móvil.

A través de códigos QR y NFC tanto comercios como usuarios podrán realizar transacciones sin dinero en efectivo, y se espera que esta nueva forma de pago se convierta en un proceso sencillo, en el que solamente se requiera el uso de un dispositivo móvil y acceso a Internet.

Con la implementación de este nuevo sistema de cobro los consumidores tendrán un medio digital de pago seguro, rápido y eficiente. Además se eliminará el cobro de comisiones, disminuir el uso de papel moneda y lograr una mayor inclusión financiera, según Condusef.

José Manuel López Campos, presidente de la Concanaco Servytur, ha señalado que con menos efectivo se puede tener un mayor impulso a la formalidad, ya que es más seguro que una tarjeta de crédito y es difícil de canjear por efectivo.

En 2020, se espera que con la implementación del CoDi se cuente con aproximadamente 200 mil usuarios. Hasta el momento existen 33 bancos con cobertura nacional.

Sin embargo, ¿el CoDi está condenado al fracaso en el pequeño comercio? De acuerdo con Cuauhtémoc Rivera Rodríguez, presidente de la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (Anpec), la nueva plataforma de Cobros Digitales (CoDi) no será exitosa debido a que el 90 por ciento del pequeño comercio cuenta con una baja penetración de dispositivos móviles para aceptar dichas transacciones, aunado a la pobre inclusión bancaria de la población mexicana.

Según la Anpec, la plataforma es inoperable en tienditas, recaudarías, carnicerías y locales de abarrotes tradicionales, debido a que 70 por ciento de los establecimientos no tiene o emplea una cuenta bancaria asociada a su negocio.

Te recomendamos:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL