Desde marzo del año pasado, un usuario llamado Webdriver Torso se ha dado a la tarea de publicar una serie de vídeos “extraños” en YouTube, cuya característica principal es que todos duran 11 segundos y están compuestos por rectángulos rojos y azules que se intercalan al tiempo que generan ruidos cibernéticos.

Más notas relacionadas con Vídeos:
4 vídeos ejemplares de Content Marketing
3 videos de Veet que disgustaron a las consumidoras
Veet, videos, consumidoras, marca, depilación, campaña

La dinámica es que WebDriver sube un video, a los 28 minutos sube otro casi idéntico al anterior y a la hora publica uno más. De este modo, el canal ya cuenta con cerca de 80 mil videoclips.

Hasta el momento, no se sabe si el autor de estos misteriosos vídeos es una persona o una máquina, hecho que ha generado teorías conspiradoras en la red y demás especulaciones en diferentes foros de Internet.

Algunas de ellas son que quizás se trata de un banco, algún laboratorio de ideas, o un grupo de piratas informáticos que buscan nuevos talentos. Lo cierto es que este canal de YouTube ha alcanzado miles de views en cada uno de sus vídeos.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL