Después que Donald Trump proclamará una nueva era para Estados Unidos y en su juramento pregonó la frase “Estados Unidos primero”, para que el país recupere su gloria, su riqueza y sus fronteras.

El pasado fin de semana ocurrió una agresión racista hacia el propietario del restaurante italiano “Di Frabo”, en San Antonio, Texas. Los simpatizantes de Trump así dieron a conocer su descontento al saber que el dueño era de origen mexicano.

Fernando Franco, propietario del restaurante dijo en entrevista al medio local Kens 5 que, tras consumir y pagar su comida, un par de comensales dejaron el siguiente mensaje en su cuenta:

“La comida era sabrosa y el servicio fue atento. Sin embargo, el dueño es “mexicano”. No regresaremos. América primero”.

Agradecidos con las muestras de apoyo

A través de su cuenta de Facebook, el restaurante agradeció las muestras de apoyo que usuarios y clientes mostraron por el mensaje escrito en la cuenta del comensal ‘afectado’.

Sin embargo, los empleados y el mismo dueño no se explican cómo supo el cliente que el dueño era mexicano. Pues aseguran que nadie preguntó por algo así. Y tampoco se puede saber quién escribió el mensaje, ya que la cuenta fue pagada en efectivo y no hay forma de rastrear al cliente ofendido.

No obstante, para el propietario este suceso es irrelevante, además, aseguró que si fuera necesario, con mucho gusto les daría de nuevo la bienvenida en el restaurante.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL