Contar una historia, algo que en apariencia sugiere algo sencillo de planear y ejecutar, pero que en realidad requiere de un plan de marketing estratégico que contemple, entre otros factores, el conocimiento del target y la definición de las emociones que se quieren transmitir.

Gracias al storytelling, un marca tiene el poder de penetrar en la mente del consumidor de manera tal que la conexión emocional con él se da de forma casi automática, y de manera inmediata, y más cuando de trata de una historia con personajes y ambientes que guardan similitudes con el target, o le son familiares.

Formatos audiovisuales, escritos, fotografías, entre otras maneras de emitir un storytelling harán que el público empatice con la marca en cuestión, ya sea individualmente o en conjunto, el objetivo será humanizar a la brand para así lograr que el consumidor se sienta atraído, motivado y emocionado con lo que mira, escucha o lee.

En Estados Unidos, un 71 por ciento de expertos en marketing señalan que conectar de manera emocional con el target favorece la recordación de una marca, seguido de motivar su lealtad y la toma de decisiones de compra, con un 70 y 61 por ciento, respectivamente.

Ante estos porcentajes, es necesario que un storytelling tengan una buena planeación para que su realización y ejecución resulte exitosa, cause sensación, se forje un vínculo emocional con el consumidor, se comparta y se logre la recordación de una marca, así como de la propia historia o campaña.

Pero esta recordación y demás propósitos del storytelling también requieren de cierto apoyo por parte de otras estrategias de marketing BTL para reforzar el mensaje e impactar positivamente en el consumidor.

¿De qué otras acciones o estrategias puede valerse?

Marketing emocional

Es imposible que una historia que trata de conectar con el target a un nivel emocional, carezca de este tipo de marketing.

Como su nombre lo indica, se trata de evocar emociones, con el objetivo de empatizar con el consumidor, crear en él una experiencia, despertar su imaginación y que la marca quede en su mente.

Experiential marketing

Si bien no todo se trata de aromas y texturas, el experiential marketing se da gracias a la participación de nuestros sentidos, así como de factores externos que enriquezcan un momento o experiencia, a modo de que su recuerdo perdure para la posteridad.

Social media

A través de un plan de marketing digital, las marcas que recurran al storytelling y disponen de redes sociales para su difusión, tienen la oportunidad de aumentar su target, mejorar su posicionamiento, hacer que se desarrolle una conversación en torno a la historia, que se comparta y rebase fronteras geográficas.

Marketing viral

Con ayuda del social media tu historia puede convertirse en una tendencia o tema en boga que, gracias a su planeación, realización, difusión y un alto nivel de creatividad, ha conseguido estar en boca de todos, y se ha convertido en tema de conversación en redes sociales, lo que puede terminar en un hecho viral.

En este sentido es necesario que se cuente con una estrategia para que, en un tiempo menor de respuesta, puedas ayudar a hacer viral tu storytelling, ya sea desde el inicio o sobre la marcha.

Al igual que cualquier otra estrategia de marketing BTL, como puede ser una activación, el storytelling requiere del apoyo de otras disciplinas que lo enaltezcan, lo promocionen y refuercen su comunicación.

 

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL