Las marcas aprovechan cualquier canal que tengan a su disposición para conectar con el público meta. Ya sea a través de la publicidad de tránsito o de otros medios como las activaciones, sin embargo, existen otras técnicas que se están popularizando, como es el caso del product placement, en las cuales se realiza una mención o hay una aparición de un artículo o una firma. No obstante, tiene algunas desventajas que hay que tener bien presentes y sobre las cuales te platicamos en las siguientes notas.

Cuando el product placement no se realiza correctamente y el producto o la marca tiene un mayor protagonismo que los personajes o de la historia o del contenido en el que se está presentando se pierde tanto la credibilidad en la marca como en la compañía de la que se hace mención, ya que se siente como un comercial largo más que como material desarrollado de manera orgánica.

Del mismo modo, cuando la marca o el producto se convierte en un personaje más en la historia que forma parte del producto placement esto hace que el mensaje se convierta en algo intrusivo y molesto para los espectadores que están consumiendo dicho contenido.

Cuando este tipo de mensajes pasan de ser algo presentado de manera orgánica a ser algo intrusivo terminan por ser contraproducentes y en lugar de llamar la atención del público meta terminan por hostigarlo.

Una de las grandes desventajas con las que cuenta le product placement es que es difícil medir los resultados que se consiguen por medio de esta técnica. En el caso de los contenidos que son transmitidos a través de streaming la dificultad disminuye (puesto que se sabe cuántas personas los vieron, que no implica que hayan mirado el producto o la marca en cuestión), pero en el caso de las películas que se proyectan en las salas de cine, es mucho más difícil tener un número concreto de cuánta gente vio la mención en cuestión.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL