turismo
turismo

México es considerado uno de los mejores países para vacacionar a nivel mundial, basta saber que tan solo durante el 2018, se registró la llegada aérea de 10 millones 748 mil 22 turistas estadounidenses, de acuerdo con datos de Statista. Así mismo, se registraron 2 millones 167 mil 95 arribos aéreos de turistas canadienses y 556 mil 83 del Reino Unido.

Estos turistas, que vienen de diferentes partes del mundo, llegan a México con diferentes convicciones arraigadas, algunas son compartidas a nivel global y otras dependen en gran parte de su entorno cultural.

Una de estas importantes concepciones tiene mucho qué ver con la pesca, esta actividad que se relaciona con lo social y lo económico, pues según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (ONUAA), mejor conocida como la FAO; más 12,5 millones de personas se ocupan en actividades relacionadas con la pesca.

¿Por qué la pesca preocupa a los turistas?

Tal como lo señala la FAO, una significativa proporción de las poblaciones ícticas del mundo, hoy en día son objetos de explotación y sobreexplotación de recursos; por lo que son precisas las acciones y estrategias para recuperarlas. Este abuso de factores naturales, preocupa tanto a algunos residentes de estas regiones, como a los turistas que las visitan; pues son causa de daños ecológicos con fines económicos.

Al respecto, la Asociación de Secretarios de Turismo de México (Asetur), señaló que la situación podría empeorar. Esto debido a la propuesta de reforma al artículo 68 de la Ley General de Pesca Acuacultura, que podría permitir la pesca comercial del pez dorado.

Después de conocer la situación con todo y contexto, la Asetur anunció a través de un comunicado que esta propuesta, que fue iniciativa de Maximiliano Ruiz, presidente de la Comisión de Pesca y Acuacultura de la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión; carece totalmente de racionalidad económica, de ponderación ambiental y de beneficio social.

Por su parte, El Financiero, apunta que la pesca del pez dorado ha sido hasta el día de hoy, catalogada como una práctica deportiva, por lo que la reforma desfavorecería la supervivencia en aguas nacionales, afectando incluso la afluencia de turistas que tengan convicciones que no se alineen con esta acción.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL