Mujeres protestan amamantando en Museo de Arte Moderno

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest

En América Latina, la Ciudad de México es uno de los lugares con más museos. Hasta mayo de 2018, se tenía el registro de 1,300 recintos culturales de este tipo, según el Instituto Nacional de Bellas Artes, de los cuales 142 pertenecían a la Secretaría de Cultura federal. Y dentro de esta variedad, el Museo de Arte Moderno (MAM) es uno de los más representativos de la capital del país.

Como se sabe cada museo cuenta con determinadas temáticas, así como normas internas que propician la sana y buena convivencia entre los visitantes, así como los recorridos al interior de las salas, aunque en ocasiones pueden presentarse situaciones que, lejos de fomentar una estancia positiva, resulta ser lo contrario.

El pasado 19 de noviembre una mujer denunció un acto de discriminación, pues personal de seguridad del Museo de Arte Moderno le pidió que desalojara el recinto debido a que estaba amamantando a su bebé, cosa que según el personal estaba prohibida al interior del museo.

Puedes consultar: Falta de interés y poca difusión, razones por las que mexicanos no asisten a museos.

Ante este hecho, y siendo una noticia de dominio público desde esa fecha, el día de hoy varias mujeres se reunieron en el MAM para llevar a cabo la “Tetada por los derechos de las madres lactantes”, acto en el todas las mujeres amamantaron a sus hijos al interior del recinto cultural.

La convocatoria para que esta actividad se llevara a cabo estuvo organizada por un colectivo llamado “Normalizando la lactancia Materna en México, así como por el Centro de Maternidad Luperca, misma que se anunció vía Instagram.

Tras haber hecho la denuncia y señalar al MAM por discriminación, el recinto cultural emitió una disculpa pública dos días posteriores al hecho, y desde entonces se ha dedicado a publicar obras donde se perciben mujeres lactando.

Branding, elemento afectado

Luego de haber ofrecido disculpas por el comportamiento que tuvo parte del personal hacia la mujer que tuvo que salir del MAM, el museo dijo que no era compatible con la imagen ni valores del recinto, y que más bien se había hecho una interpretación errónea del reglamento.

No obstante, queda claro que ahora, con el uso de redes sociales, así como de la disponibilidad de un smartphone, este tipo de sucesos difícilmente pasan inadvertidos, además de que al hacerse públicos se corre el riesgo de volverse tendencia, pero en un sentido negativo, lo cual puede afectar seriamente la imagen del museo, algo que se podría traducir en baja en las visitas al MAM, menos seguidores en social media, malas referencias hacia el museo, todo ello teniendo un efecto adverso en el branding del MAM.

Foto: Museos de México.

Populares

Únete a InformaBTL

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de InformaBTL

Artículos relacionados

You don't have credit card details available. You will be redirected to update payment method page. Click OK to continue.