A pesar de los esfuerzos realizados por diversos museos en México, en materia de promoción y democratización de la cultura, en nuestro país parece que no surte el efecto esperado.

De acuerdo con datos de la Encuesta “Estadísticas sobre museos 2017”, realizada por el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi), la falta de difusión y poco interés por parte de los ciudadanos, son las dos principales razones por las cuales no incrementa la asistencia a estos recintos.

Adicional a estos motivos, los encuestados mencionaron también las siguientes razones:

  • Falta de tiempo, a causa del trabajo.
  • Viven lejos de museos.
  • Carencia de dinero
  • No les agradan y prefieren ver televisión.

Entre otros datos relevantes que destaca el Inegi, sobresale el nivel escolar. Cerca de un 55.3 por ciento de los visitantes cuentan con estudios universitarios, otro 27.7 por ciento con preparatoria o bachillerato, 11.7 por ciento secundaria y solo un 3.7 por ciento con educación básica.

Durante 2017, fueron poco más de 75 millones de asistentes los reportados a distintos museos del país, siendo la Ciudad de México el lugar donde más asistencia se reportó.

Historia es la temática de mayor atracción a museos con 42 por ciento, seguido de arte (24.5%), arqueología (22.1%) y ciencia con 5.3 por ciento.

El Inegi también reveló en su informe que el 56.9 por ciento de los museos son gratuitos, mientras que el 22.4 por ciento cobran una cuota de ingreso.

Según cifras de la encuesta antes citada, la promoción de boca en boca, por medio de amigos, familiares o profesores, es el medio por el cual se enteran de exposiciones o de la existencia de museos.

Los libros y compañeros de estudio, conocimiento previo del recinto o publicaciones en Internet, son las otras formas en que afirmaron enterarse de las novedades en museos.

Así promociona el INBA su expo de Caravaggio

Del 22 de febrero al 2 de julio, el Museo Palacio de Bellas Artes fue el recinto cultural en donde se presentó la exposición de “Caravaggio, de Italia a México”, muestra compuesta por 50 pinturas, mismas que fueron mostradas al público de una forma peculiar, con la que el museo buscó acercar más a los espectadores hacia la obra de este pintor barroco.

A través de mapping, imágenes en tercera dimensión, diseño y una curaduría especial, el Museo Palacio de Bellas Artes trató de darle al visitante una nueva forma de admirar y conocer, más a fondo, la obra de Caravaggio.