• El día de ayer solo hubo un tema que inunda las conversaciones y los medios de comunicación, el hecho de que Oaxaca prohibió la venta de bebidas y alimentos chatarra a menores de edad y adolescentes.

  • Sin embargo a todo esto surgen algunas dudas sobre cuáles serán las afectaciones económicas.

  • La ANPEC determinó que la prohibición de la comida chatarra en menores de edad costará alrededor de 100 millones de pesos diarios en comercios.

El día de ayer solo hubo un tema que inunda las conversaciones y los medios de comunicación, el hecho de que Oaxaca prohibió la venta de bebidas y alimentos chatarra a menores de edad y adolescentes.

El gobierno del estado avaló un artículo en la ley de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes para prohibir la venta y suministro de comida y bebidas altas en azúcar y alimentos envasados con alto contenido calórico.

A través de un tweet el poder legislativo de Oaxaca anunció: “Con 31 votos a favor, la LXIV legislatura del Estado de Oaxaca aprueba modificar la Ley de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes para prohibir vender, reglar, distribuir o promocionar productos no saludables a menores de edad”.

De acuerdo al dictamen “las bebidas y alimentos de alto contenido calórico, serán aquellos que excedan los límites máximos de azúcares, grasas saturadas, grasas trans y sodio añadidos, conforme a la Norma Oficial Mexicana Correspondiente”.

Sin embargo a todo esto, decisión que fue tomada de manera positiva en redes sociales hay que comentar, surgen algunas dudas sobre cuáles serán las afectaciones económicas.

Afectaciones al sector

Desde luego que la prohibición a la venta de productos de alto contenido calórico, tendrá un impacto económico. De acuerdo a estimaciones de la Asociación Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC), determinó que la prohibición de la comida chatarra en menores de edad costara alrededor de 100 millones de pesos diarios en comercios.

La Anpec será la primera asociación en demandar que la decisión sea vetada o repensada, la modificación de la Ley de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes de la entidad que prohibe la venta de comida chatarra.

De acuerdo a la institución “estos productos son el motor de venta del canal, y empuja el 50 por ciento de las ventas y significa dejar de vender en Oaxaca 100 millones de pesos diarios”.

Algunos ejemplos

Es una realidad que las pérdidas económicas apremian sobre estas decisiones, sobre todo en un contexto de recuperación económica como este. Un claro ejemplo fue el etiquetado de los productos en Ciudad de México, que fue acordado en octubre pero se tuvo que recorrer para noviembre por la presión de los sectores afectados.

La crítica de la Anpec es que “los diputados de Oaxaca, emulando a Gatell, quieren presentarse políticamente correctos y están viendo su futuro político también”.

La Anpec ya comunicó al gobernador de la entidad sobre las perspectiva de las pérdidas económicas, sin duda será clave la decisión que el gobierno de la entidad pueda tomar, ¿llevará el mismo destino que el etiquetado?

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL