• Una de las discusiones más interesantes en la realidad pospandemia, es la llegada del nuevo etiquetado.

  • El nuevo etiquetado generó una serie de controversias donde diferentes agrupaciones como ConMéxico y productores de botanas y refrescos se debatían sobre el impacto económico que pueden las etiquetas generar.

  • De acuerdo al Secretaría de Salud prevé que el consumo de productos calóricos caerá entre 7 y 25 por ciento. El Gobierno Federal  estima que se ahorrará 40 mil 700 millones de pesos en cinco años.

Una de las discusiones más interesantes en la realidad pospandemia, es la llegada del nuevo etiquetado. El nuevo etiquetado generó una serie de controversias donde diferentes agrupaciones como ConMéxico y productores de botanas y refrescos se debatían sobre el impacto económico que pueden las etiquetas generar en las empresas y comercios que las distribuyen.

De acuerdo a la Secretaría de Salud prevé que el consumo de productos calóricos caerá entre 7 y 25 por ciento. El Gobierno Federal  estima que se ahorrará 40 mil 700 millones de pesos en cinco años.

Estas cifras desde luego preocupa a los productores de estos alimentos y bebidas. De acuerdo a los proveedores de Grupo Jumex, estimaron que habrá una severa caída en las ventas de concentrados de fruta y jugos, con motivo al nuevo etiquetado.

Según declararon: “Lo que llevaría a que realicen ajustes como una menor demanda de nuestra fruta fresca, ocasionando que tendremos menos ingresos y perdidas de empleos”.

Incluso un grupo de tienditas de abarrotes denunciaron que el nuevo etiquetado traería consecuencias económicas, sobre un sector ya castigado por la crisis del coronavirus. La Cámara de Comercio Servicios y Turismo en Pequeño (CANACOPE) en la CDMX, solicitó que el nuevo etiquetado entrara en vigor a partir de abril del 2021, porque de implementarlo antes sería sumamente complicado para los micronegocios.

Además que el sector argumentó que no sería una normativa viable ante la reactivación económica por la pandemia.

En contraparte la Alianza por la salud Alimentaria, grupo de asociaciones civiles, dijo que la Confederación Nacional de Cámaras Industriales (CONCAMIN) está empleando una estrategia de distracción al solicitar la suspensión provisional.

Sin embargo ante la discusión el Gobierno Federal ya decidió tomar nuevas medidas.

Se aplaza el nuevo etiquetado

El Gobierno Federal aplazó hasta diciembre de este año la aplicación del nuevo etiquetado de alimentos y bebidas azucaradas. Estaba planeada para entrar en vigor el 1 de octubre, sin embargo ahora será hasta el 1 de diciembre cuando se plantee la reinserción del nuevo etiquetado.

También puedes leer:

El Diario Oficial de la Federación  informó que antes de la fecha establecida no se sancionará a productores, importadores o comercializadores, ante los procesos de verificación que implemente la autoridad.

En el Diario Oficial se lee: “Sancionará administrativamente con amonestación, multas, clausura, arresto, suspensión, revocación, cancelación, prohibición de comercialización, inmovilización, aseguramiento, retiro del mercado y/o emisión de alertas, en los supuestos y plazos identificados en los numerales que anteceden y quesos objeto del presente Acuerdo Interinsitucional”.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL