Una de las premisas más importantes en la mercadotecnia actual consiste en generar experiencias de marca, las cuales deben ser positivas; sin embargo, también existen experiencias que de manera involuntaria resultan negativas. Así sucede, sólo por mencionar un ejemplo, cuando de servicios de gobierno se trata, tales como el anuncio del nuevo formato de las placas de auto en el DF.

Más notas relacionadas:
4 ingredientes que construyen una gran experiencia de marca
Medios digitales + experiencia de marca + vínculo emocional = viralidad
Pides un taxi y llega un camión: Experiencia de marca de Mercedes Benz

Recientemente, la Secretaría de Movilidad (Semovi) anunció que, debido a que están por agotarse los 30 millones de combinaciones posibles que permite el actual formato (3 números, un guión y 3 letras), a partir de enero el formato de las placas vehiculares cambiará y ahora se estructurarán de la siguiente forma: una letra, un guión, dos números, otro guión y tres letras, lo cual permitirá generar 40 millones de combinaciones posibles, es decir, se cubrirán las necesidades de los próximos 40 años.

No obstante, un servicio tan básico puede significar una pésima experiencia de marca toda vez que los esquemas de difusión de este tipo de información no son los adecuados, es decir, la dependencia gubernamental responsable del servicio no cuenta con una estrategia de mercadotecnia que le permita informar al público objetivo de aspectos tan importantes como los siguientes:

1).- Las nuevas placas sólo serán obligatorias para autos nuevos que busquen emplacarse o para quienes realicen un trámite de baja y alta vehicular.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL