Para crear uno de sus comerciales, Pepsi no contrató a un embajador de marca ni difundió la historia de alguno de sus clientes, en lugar de ello utilizó 2 mil 014 trampas de ratón y 2 mil 015 pelotas de ping pong para crear un impresionante efecto en cadena.

Más notas relacionadas:
Interactiva activación de Pepsi que te sorprenderá
5 Campañas millonarias de Pepsi
Pepsi juega una broma de terror en un baño

La acción tuvo lugar en Londres y estuvo a cargo de la agencia AMV BBDO, la cual alegó que un efecto dominó sería perfecto para que la marca recibiera el 2015.

Para ello, cada trampa de ratón fue colocada con un pelota de ping pong, acomodadas de tal forma que cuando tiran la pelota restante y golpea una de las trampas, todas empiezan a saltar y a aventar las pelotas correspondientes.

El resultado fue capturado en una sola toma durante 15 segundos en tiempo real. Posteriormente, el momento fue proyectado en cámara lenta, y a cada pelota se le agregó los colores de la marca, haciendo de aquello un festín fuera de serie.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL