Cómo una selfie puede repercutir en la construcción de una imagen

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Durante su junta anual de directores en Chicago, la American Psychiatric Association (APA) dio a conocer en abril de este año que los selfies son un deseo compulsivo obsesivo que compensan la falta de autoestima y además llenan un vacío en la intimidad. Ahora sale a relucir que las chicas que publican selfies en poses sugerentes y provocativas son menos competentes.

Durante su junta anual de directores en Chicago, la American Psychiatric Association (APA) dio a conocer en abril de este año que los selfies son un deseo compulsivo obsesivo que compensan la falta de autoestima y además llenan un vacío en la intimidad. Ahora sale a relucir que las chicas que publican selfies en poses sugerentes y provocativas son menos competentes.

Más notas relacionadas con Mercadotecnia digital:
Tecnología para geeks: dronies, la cámara que llega a todos lados
Billboard digital que toma selfies en 3D
Confirman que tomar selfies es un trastorno mental

En un estudio realizado en la Universidad Estatal de Oregon a cargo de la psicóloga Elizabeth Daniels, se obtuvo que las imágenes dicen mucho sobre lo que los usuarios están haciendo en línea y cómo eso afecta a su autoconcepto y a su autoestima.

De ahí surgió la idea de analizar cómo una selfie puede repercutir en la construcción de una imagen, ya que la publicación de estos recursos visuales no sólo son utilizados por las chicas, sino que es incluso una estrategia de Mercadotecnia digital a la que varias figuras públicas recurren para exhibir su imagen. Ahí está Beyoncé, por mencionar una personalidad, que no duda en salir en la red con poca ropa cada que puede.

La metodología consistió en crear dos perfiles en Facebook: la misma chica, los mismos gustos, pero con fotografías diferentes. En uno de las cuentas aparecía la sexy Amanda con un vestido rojo escotado con una abertura a la mitad del muslo y un liguero. En la otra, la Amanda casual con unos jeans, camisa y bufanda.

El resultado fue que las mujeres que participaron en la investigación calificaron a la sexy Amanda como una mujer menos competente para realizar tareas pensantes, mientras que la chica casual es más atractiva y capaz.

Daniels puso de relieve la importancia que tiene este estudio en los roles de género y aconsejó a las mujeres a que en sus cuentas publiquen fotos que evidencien su identidad y no su apariencia.

Actualmente, el estudio “¿Por qué es que nos enfocamos tanto en la apariencia de las chicas?” está publicado en la revista Psychology of Popular Media Culture.

Foto: Shutterstock

Recomendación del día
Únete a InformaBTL

Únete a más de 25 mil lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de marketing de consumo, BTL y retail tu correo.

Populares

Contenido Premium

Más sobre Below The Line

Artículos relacionados

You don't have credit card details available. You will be redirected to update payment method page. Click OK to continue.