Uno de los grandes retos de todas las marcas es conocer el comportamiento de sus clientes con la finalidad de establecer estrategias efectivas que les permita conectar con las demandas y superar expectativas del cliente respecto al producto o servicio que compran.

Los profesionales del marketing hoy en día se interesan en posicionar sus marcas en temas relacionados con sostenibilidad, lo que ha permitido innovar en productos y servicios más responsables con el medio ambiente, así como el crecimiento de las marcas en el ámbito social.

Una de las iniciativas recientes que se han lanzado con la finalidad de generar un cambio positivo es “Verano Sprite“, donde más de 850 jóvenes se unieron para la recuperación y limpieza de playas y ríos de México como Paseo Costero de Tijuana, el Río Santa Catarina de Monterrey, la Playa Santa Ana en Veracruz y la Laguna Celestún en Yucatán, por mencionar algunos.

Asimismo, se presentó la botella azul de Sprite qué está elaborada de 100% de botellas recuperadas, lo que ha llevado a Sprite a convertirse en la primera marca de refresco entender un envase con características de sustentables.

En ese sentido, Corona es otra de las marcas que recientemente han lanzado iniciativas para provocar un cambio positivo en el ambiente, a través de una alianza con la marca Pays, lanzó bolsas elaboradas 100% de algodón orgánico como parte del movimiento del Desplastifícate.

De esta manera, las marcas buscan reducir de manera considerable el consumo de plásticos, así como la contaminación en espacios naturales como océanos, ríos y playas. Una de las claves en estas campañas ha sido la comunicación de gran impacto a través del uso de influencers y mensajes en diversos canales, que de manera muy breve, conectan con la preocupación actual del consumidor y muestran, a la vez, el valor de la marca y cómo genera un cambio en su vida.

Te recomendamos:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL