¿Cómo una acción particular dirigida a un grupo pequeño de clientes puede crear engagement masivo con una marca? Aquí te presentamos la respuesta.

El cliente de hoy se pregunta cuál es el valor agregado de una marca, el cliente pregunta directamente ¿qué tiene esta marca que no tengan las otras?,  ¿qué la hace diferente?

En 2007, el Banco do Brasil, una de las instituciones financieras más importantes del país sudamericano con más de 23 millones de clientes en ese entonces, dio un ejemplo de lo que significa personalizar y diferenciar su servicio.

En colaboración con la agencia Artplan desarrolló la campaña All yours, cuya acción principal consistió en renombrar la fachada de 300 sucursales con nombres de pila de algunos de sus clientes. La idea: hacer sentir que el Banco do Brasil es el banco de cada brasileño.

La campaña obtuvo gran atención de medios masivos y logró un impacto contundente al duplicar el número de nuevas cuentas.

La vieja creencia de que las acciones de comunicación masivas impactan más y mejor a nuestro target podría quedar en entredicho cuando campañas below the line muestran su efectividad masiva con menores presupuestos.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL