Varias de las estrategias comerciales suelen ser simplificadas con abreviaturas, la mayoría están en idioma inglés, así tenemos B2C (Bussiness to consumer) y el B2B (Bussiness to busines).

Entre las prioridades al formar una estrategia comercial encontramos la manera en que se va a identificar el mercado, es decir, a nivel corporativo o masivo.

Las relaciones comerciales B2B y B2C

Así, para referirnos a la interacción entre empresas que establecen relaciones comerciales con otras productoras o empresas de servicios usaremos la expresión B2B, mientras que al mencionar el B2C estaremos designando el comercio entre empresas que proporcionan productos o servicios directamente a consumidores finales.

De manera general, ésta sería la diferencia entre B2C y B2B en el campo del marketing, pero de manera más específica, encontramos estas otras:

  • El B2B puede considerarse un comercio de gran escala ya que se realiza entre empresas meramente, frente a lo que sucede cuando una compañía ofrece sus productos o servicios a clientes directamente, lo que pude generar desde grandes consumos hasta los mínimos.
  • Del mismo modo, el Business to business o Business Marketing se relaciona más con el comercio de la industria y diferentes instituciones gubernamentales.
  • Referente a la cuna de mercado, el B2B encuentra un número de clientes pequeño y diseminado, pero al estar bien identificado puede representar grandes volúmenes de compra.
  • El B2C podrá tener un menor volumen de compras pero con un número de clientes más grande.
  • Los clientes del comercio directo con los consumidores (B2C) podrán estar dispersos, así, el mercadeo entre empresas se encuentra focalizado en sectores mejor localizados.
    Muchas veces el producto a comercializar es el que marca cuál de los mercados se establecerá.

El mercado se determina por la evolución del comprador, él es quien define las líneas del comercio.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL