En su libro Vigilar y Castigar, Michel Foucault nos dio toda una lección del panoptismo, aquel sistema de vigilancia y control, que de acuerdo con el crítico francés, se utilizaba para referirse a la arquitectura de las prisiones, o bien a la jaula perfecta en la que todos estamos metidos.

Más notas relacionadas:
10 agencias BTL que comandan el mercado mexicano
10 puntos que demuestran qué tan exitosa es una agencia BTL
Ranking Anual de Agencias BTL

El panóptico es propio de fines del siglo XVIII, sin embargo, su aplicación queda como anillo al dedo a la época actual, pues a diario estamos sometidos a los reflectores y no propiamente de un estudio de televisión. Desde el trabajo, la escuela, la casa, la calle y hasta un baño público: nadie se salva de este modelo social espía.

En marketing, es interesante ver cómo actúa este sistema. La primera manifestación del panóptico la vemos cuando a Pepsi le da por curiosear qué hace Coca-Cola, cuando a Amazon se le ocurre hacer sus entregas con drones porque a Walmart le dio por posicionarse en el mundo del e-tail. Cuando el de Moyo insiste que él no vende helados sino yogurt porque Nutrisa dice vender puros productos naturales.

Lo mismo ocurre con las agencias, pero en niveles más críticos, pues en ocasiones puede ser que incluso haya un espía dentro de la misma agrupación. ¿Cómo detectar si existe un espía en tu agencia BTL? Checa los siguientes puntos:

  1. A veces los “amiguísimos” son la principal fuga de información.
  2. Las personas “peleadas con la agencia” venden ideas…
  3. Los espías dan los famosos pitazos de “hacia a dónde va la estrategia y el concepto creativo”.
  4. Si se vislumbran “coincidencias” con el trabajo entre otras agencias.
  5. Si solicita las presentaciones que la agencia maneja.
  6. Si es un creativo y solicita algo del área administrativa o viceversa, puede ser un infiltrado.
  7. Si se queda más tarde de lo común y sin razón aparente.
  8. Si lleva consigo una memoria externa.

Formas de blindar a un espía

  1. Lo ideal es designar a un equipo de trabajo hermético y comprometido.
  2. Tener una excelente relación con el equipo y hacer que se “pongan la camiseta”.
  3. Algunas empresas tienen sistemas de monitoreos como duplicidad de e-mails para saber si hay fuga de información.
  4. Buscar vínculos de relaciones con otras agencias y determinar hipótesis para activar filtros.

Con información de Graviti3 y Figallo Comunicaciones

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL