Una estrategia del marketing funciona como un marco de referencia para realizar establecer los esfuerzos necesarios, desde el producto, el precio hasta la promoción, para el desarrollo de una marca.

Especialistas del marketing sugieren que la elaboración de una estrategia de marca requiere de un análisis fundamentado que permita tomar las mejores decisiones de negocio.

De acuerdo con Business School OBS, el análisis de mercados trata de una investigación que permite comprender el entorno en el que opera una empresa. En el mercado se encuentran competidores, clientes y se procura descifrar las costumbres o hábitos de compra que llevarán a diseñar estrategias para conectar mejor con el consumidor. Además, permite identificar las amenazas y oportunidades que existen en el ecosistema.

Por tanto, la investigación de mercados es una actividad que debe permanecer en el día a día de un mercadólogo, porque como se ha comprobado es indispensable para tomar las mejores decisiones.

Con una mayor información es posible fortalecer la posición de una marca. Por ejemplo, conocer a detalle a la competencia permite obtener una mejor perspectiva sobre la estrategia que se puede implementar para llegar de una manera diferente al público meta, y asegurar que de esta manera la compañía se mantendrá por delante de la competencia.

La investigación de mercados también permite cuidar los recursos, sin duda alguna minimiza cualquier riesgo de inversión porque no se toman decisiones basadas en corazonadas o tomando como verdad la opinión de algún improvisado.

Hoy en día, marcas y agencias tienen equipos de investigación especializados en encontrar insights y tendencias que aporten a la estrategia de marketing, con el fin de aprovechar las oportunidades que ofrece el mercado; por ejemplo, desde el uso de nuevos colores en el empaque hasta el lanzamiento de nuevos productos con las características que demanda actualmente el consumidor.

Te recomendamos:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL