Luego que la Diputada Araceli Guerrero Esquivel, del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional (PRI), diera a conocer la propuesta para la adición de un artículo 213 Bis y de reformar el artículo 215, ambos de la Ley Federal del Derecho de Autor, la AMPICI se manifestó en contra de modificar dicha ley.

De acuerdo con la asociación, su rechazo se debe a que la propuesta cuenta con deficiencias técnicas, y pretende permitir la imposición de medidas precautorias en procedimientos judiciales que son desproporcionadas.

Uno de los aspectos más graves que se observan en dicha propuesta, según la AMIPCI, radica en que los afectados solo podrán ser notificados, pero sin que se les otorgue garantía de audiencia, además de que se podrán imponer de manera discrecional acciones como:

1) La suspensión de la representación, comunicación y ejecución públicas.

2) El aseguramiento cautelar de los instrumentos, materiales, equipos o insumos utilizados en la representación, comunicación o ejecución públicas.

3) El embargo de la negociación mercantil.

En otras palabras, la propuesta puede afectar negativamente el desarrollo de un sector que ha demostrado ser importante para el desarrollo nacional. Para el BTL el uso del Internet ha servido como un soporte relevante para maximizar las diferentes acciones below the line que llevan a cabo. Habría que ver hasta qué punto se vale compartir ciertos contenidos, de aprobarse dicha propuesta.

Partiendo del punto de vista de la AMIPCI, el proyecto incluye la vulneración a la libre manifestación de ideas, de imprenta, de debido proceso, de privacidad, de ejercicio del comercio y puede dejar en estado de indefensión a los proveedores del servicio de Internet, contenidos y aplicaciones al establecerse medidas que afectarán su operación.

“Consideramos que permitir la imposición de medidas que tengan por resultado la suspensión de la comunicación de una obra, es decir, la difusión de información y contenido es sin duda una medida clara de censura previa que daña el derecho más básico de la libertad de expresión, imprenta y acceso a la cultura”, se lee en un comunicado de la asociación.

A pesar de que la AMIPCI reitera su apoyo y respaldo a todas aquellas acciones que vayan encaminadas a combatir la denominada piratería, solicita que previamente a su aprobación, se realice un análisis exhaustivo sobre las afectaciones y daños que puede ocasionar el mencionado proyecto a los diversos sectores de la industria que se podrán ver afectados.

“Permitir que se “embarguen precautoriamente” instrumentos, materiales o equipos, puede conducir al embargo de servidores, routeadores y demás equipos utilizados para prestar el acceso a redes telecomunicaciones, afectando gravemente la prestación de un servicio público vital para la economía y sociedad del país”, aseveró la AMIPCI en el mismo documento.

Hay que destacar que dicho proyecto podría ser discutido y aprobado por el Pleno de la Cámara de Diputados está semana.

Foto: Shutterstock

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL