Ciudad de México.- El tamaño de mercado del e-commerce en 2011 fue, de acuerdo a un estudio de la firma JP Morgan, de 650 mil millones de dólares, es decir casi un 20 por ciento más respecto al 2010. Sin embargo, las economí­as emergentes, como la de México donde el porcentaje de consumidores no bancarizados es muy alto todaví­a, resultan segmentos potenciales gracias a una nueva veta: los smartphones.

Según comScore, América Latina creció en su población web un 15 por ciento entre entero del 2010 a enero del 2011. Siguiendo esta tasa de crecimiento se habla que en los próximos dos años Internet llegarí­a a más de 36 millones de latinos. Para Shai Rosen, director de marketing y co-fundador del sitio de subastas ganeselo.com con presencia en México, este crecimiento, sumado al aumento progresivo en los esfuerzos para que el usuario confí­e en el sistema, generará un usuario mucho más informado, exigente e  integrado en su vida cotidiana al Internet y por supuesto al comercio electrónico.

De acuerdo a una encuesta realizada por la AMIPCI (Asociación Mexicana de Internet) en 2010 para conocer los hábitos de compra de los internautas mexicanos, la principal razón por la que los usuarios no compran en Internet es por la falta de confianza. El 65 por ciento de los entrevistados ha comprado en Internet, de los cuales el 99 por ciento lo volverá a hacer en los próximos meses. Para trabajar la confianza de los usuarios, dice la AMPICI, es necesario crear servicios de calidad que le reflejen al usuario la capacidad que tiene el negocio de ofrecerle la experiencia de compra que espera.

Artí­culo completo en la edición impresa de InformaBTL

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL