Del 15 al 18 de noviembre de este año se llevará a cabo una edición más del Buen Fin, iniciativa creada por el Gobierno de México y la iniciativa privada que tiene como principal objetivo reactivar la economía nacional, así como beneficiar las finanzas de las familias en el país, pues se trata de una venta especial que, apoyada en promociones, ofrece precios y descuentos especiales a los clientes.

Durante este fin de semana, miles de clientes en México se dan a la tarea de buscar las mejores promociones, así como de comparar precios y tomar en cuenta otro tipo de información para así tomar la mejor decisión de compra.

Según datos de Tiendeo, en esta edición del Buen Fin 9 de cada 10 mexicanos comprará algún artículo, siendo electrónica, hogar y moda tres de las categorías de mayor demanda.

Ofrece una buena experiencia

Durante esta temporada especial los retailers son de los participantes más importantes, pues al contar con diversas categorías, permite a los clientes ver distintos productos en un solo lugar, ya sea en punto de venta o tienda online.

Aun cuando son jugadores buscados por el shopper, es necesario que ante una temporada de alta demanda y gasto se alisten para así ofrecer una experiencia de compra satisfactoria.

  • Disponibilidad de stock, lo cual aplica para tienda física y online, además de que es necesario que, tal cual sucede con otras temporadas del año, se defina anticipadamente qué categorías, productos y marcas serán parte del catálogo en línea y de los artículos que en tienda estarán con ofertas, de manera que haya suficientes piezas y la falta de stock no sea un obstáculo; de ahí la identificación anticipada de hábitos de compra.
  • Identificar insights del comprador: aunque parezca algo obvio, es clave que haya una investigación previa sobre cómo adquiere bienes y servicio el comprador, qué lo motiva a adquirir algo, cómo ha sido el comportamiento de compra en ese retailer durante el Buen Fin, así como otras estadísticas que le ayuden a saber qué tipo de estrategias promocionales debe aplicar, bajo qué términos aplicarlas y cómo estar preparados para dar un buen servicio offline y online.
  • Supervisar el funcionamiento de las plataformas digitales, de manera que la compra de un artículo se lleve a cabo eficientemente, por lo que cada sitio web y aplicación debe contar con la capacidad de responder bien ante la cantidad de clientes que entran a adquirir algo, así como durante el proceso de pedido y transacciones.
  • Se deben respetar las promociones puestas a disposición de los shoppers, pues de no aplicarlas, además de menguar la confianza de los clientes y perjudicar su reputación, instancias como Profeco pueden intervenir y sancionar al retailer que incurra en incumplimientos.
  • Disponer de colaboradores en tienda que resuelvan dudas y asesoren al cliente, así como para ofrecer opciones de compra de artículos que complementen los que habrán de adquirir y con esto fomentar un mayor gasto en una sola visita.
  • Garantizar que la atención al cliente a través de plataformas online y en punto de venta se dé oportunamente, dando respuestas puntuales a cada duda y necesidad.
  • Ofrecer promociones personalizadas, basada en datos de los shoppers de sus compras previas o búsquedas en la web para que así se le hagan llegar a través de estrategias de email marketing, mensajes vía whatsApp, lo cual ayude a incentivar la compra, pues de recibir promociones que no empatan con sus hábitos de consumo, hará caso omiso a los envíos de contenido.

Te sugerimos: Estas son 3 acciones que una marca debe aplicar en el Buen Fin para atraer al cliente.

  • Diversificar métodos de pago. Mauricio Pallares, director de Marketing de BBVA mencionó que las tarjetas de débito son la manera de pago más usada en e-commerce en México, seguido del dinero en efectivo, lo cual representa una oportunidad para seguir impulsando el uso de tarjetas y el aumento en el nivel de bancarización, aunque sí se deben ofrecer otras alternativas para que así incremente el número de compradores, sin que los pagos sean una limitante.

De acuerdo con la Secretaría de Economía, en la edición de 2018 del Buen Fin las ventas generadas ascendieron a 112,400 millones de pesos, monto que para este año podrían aumentar hasta alcanzar los 118,000 millones de pesos.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL