Construir la identidad, imagen, reputación y posicionamiento de una empresa requiere de un plan integral, mejor conocido como branding.

En términos generales, el branding se refiere a aquel proceso con el cual la marca busca construir una imagen ante los ojos del target y que le permita obtener un lugar importante dentro de la industria a la que pertenece, esto a través de estrategias de marketing, y no sólo por las ventas de producto o contratación de servicios.

Según Ricardo Mondragón, Director de Marketing de Herdez, señaló en entrevista que cerca del 63 por ciento del valor de marca es intangible, lo que nos remite a que un alto porcentaje se consigue no por ventas, sino por sus esfuerzos de marketing y promoción en favor de su imagen.

Sabemos que las ventas son una prioridad para las marcas; sin embargo, construir su branding mediante otros métodos en los que se involucre al consumidor, se apele a sus emociones, haya una experiencia o se tenga participación en la solución de un problema social, son maneras efectivas de construirlo.

Y si a esto añades el ingrediente emocional, la conexión con el consumidor se dará en breve.

Si el target lo que actualmente demanda de sus marcas es una experiencia, donde los sentidos y emociones sean los ingredientes principales, ¿qué se debe hacer para conseguirlo?

No concibas a tus clientes como compradores

Es recomendable que cada marca nunca deje de ver a las personas, y se limite a verlos como clientes, ya que esto puede generar molestia en el target al percibir que sólo se le busca cuando se necesitan elevar las ventas.

Ofrece una experiencia, no un producto

Puede ser que el sabor o nombre de cierto producto sea olvidado por el público, pero si la manera de promocionarlo fue mediante una estrategia lúdica, donde el consumidor estuviera en contacto directo con el producto éste no sólo recordará el artículo, sino también podrá llevarse a casa una experiencia que se quede para la posteridad.

Genera confianza en el target

Acciones como alianzas estratégicas con empresas pares, campañas de marketing social que den solución a un problema, recompensar al consumidor, cumplir con las promociones que se ofrecen, son maneras de ganarse la confianza del cliente.

Realiza acciones que ganen la preferencia del cliente

Aquí entra todo tipo de estrategias de marketing que la empresa desarrolle; desde los programas de lealtad hasta content marketing, todas y cada una de las campañas y acciones realizadas por una marca contribuirán a la preferencia de tu marca sobre la competencia.

Haz que el consumidor aspire

No se trata de vender un producto, sino emociones, una historia, un personaje, una situación que se asemeje a la del consumidor. El branding emocional lo que busca es darle al consumidor una o varias razones para comprar ciertos productos, que vayan más allá del mero artículo.

No vendas un refresco, vende una convivencia familiar; no hagas promoción a de un vuelo, promociona un aventura en cierto lugar del mundo.

Crea una personalidad

Tener una identidad corporativa es excelente y necesario, pero forjarse una personalidad hace que tu marca se distinga, sea reconocida en todas partes, y le da al consumidor un sentido de pertenencia, lo que deriva en una relación que va más allá de algo comercial, es decir, se genera un vínculo emocional que le da un valor de peso para seguir comprando sus productos favoritos, por encima de otros.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL