Branding: 12 errores que evitarán la efectiva construcción de marca

548

Llevar a cabo la construcción de una marca requiere de diversas acciones que contemplen desde una estrategia de venta hasta relaciones a largo plazo con el consumidor.

Hacer branding para una empresa implica realizar actividades que quizá en años anteriores no sea hacían debido a la dinámica de consumo del cliente, estilo de vida, menos competencia y pocos canales o medios para generar estrategias de marketing.

Además, poner en el radar del consumidor una marca, posicionarla, hacer que destaque y alcanzar su solidez requiere de un trabajo diario que tenga como objetivo mantener interesado al cliente, crear una relación a largo plazo, fomentar su lealtad e inspirar confianza.

Los objetivos mencionados no se consigue de la noche a la mañana, y cuando se han logrado obtener, la marca debe estar alerta ante cualquier situación que pudiera poner en riesgo su imagen y desvirtuar su branding.

A continuación enlistamos 12 errores que pueden arriesgar la construcción de marca.

Elegir un mal nombre y logo no apropiado

Cuando se está en plena construcción de una marca, la elección del nombre, eslogan y logotipo es una tarea complicada que se debe hacer con tiempo, sin apresurarse para evitar que lo elegido, en lugar de beneficiar, afecte su imagen, además de hacer que se pierda tiempo valioso.

Aunado a esto, no hacer una correcta selección de fuentes tipográficas ni del tono de la comunicación, sn factores que también vulneran el branding.

Falta de congruencia entre lo que representa la marca y lo que hace

Carecer de congruencia entre lo que se es, lo que se refleja como valores de marca, lo que hace y se dice al consumidor, puede ocasionar no sólo una falta de identidad y generar confusión en el target, sino también perder credibilidad, lo cual puede ser algo difícil de recuperar.

Ser consistente en todos los medios, reflejar lo que se es con acciones congruentes y mantener una comunicación coherente son piezas clave.

Recurrir al rebranding sólo por estar a la moda

Toda moda, en algún momento pasa, y si se basa la marca en una temporalidad, es muy probable que la empresa también pase de moda y no sea relevante para el consumidor a largo plazo.

Antes de decidir hacer rebranding, considera porqué lo quieres hacer y en qué te beneficiará.

Olvidar el origen y razones de la creación de una marca

Esto va enfocada a aquellas empresas que hacen un rebranding. Cambiar algunas cosas que vayan desde la imagen visual hasta cambios en los productos o servicios, son válidos y necesarios para mejorar el posicionamiento y ventas de una marca; no obstante en ese proceso no se debe olvidar la esencia de la compañía ni las razones de porqué se creó.

Prometer al consumidor algo que no se puede cumplir

Desde promociones, eventos a los que pueda acudir el consumidor, creación de ciertos productos, dinámicas para ganar premios, o cualquiera que sea el compromiso, la marca debe cumplir para que el target no desconfíe y siga comprando y siendo leal. De lo contrario, no sólo pierde ventas, sino credibilidad.

No estar preparados ante una crisis de marca

Ninguna marca está exenta de cometer algún error, y puede que algo que no esté bajo su total control haga que se presente una situación que la ponga en una situación complicada. Ante eso, es necesario estar preparados y saber cómo reaccionar para calmar al consumidor y que este no pierda la confianza en la marca.

 

Continúa leyendo en la siguiente página.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL