Tal como sucede con las marcas, un individuo también mantiene un personal branding a base de acciones, formas de pensar y la congruencia entre lo que dice y realiza.

Hablar de un personal branding nos remite a aquella imagen mostrada ante los demás, la cual está definida por nuestro comportamiento, trabajo, habilidades, capacidades, forma de pensar, e incluso por las relaciones personales y profesionales que tenemos.

Independientemente de cual sea nuestra profesión y en qué trabajemos, cada uno de nosotros tiene un personal branding que lo distingue del resto y trata de reflejar las competencias y cualidades para conseguir un mejor empleo, reconocimiento, entre otras cosas.

Sin embargo, hay factores que en ocasiones vulneran ese personal branding y puede hacer que, en poco tiempo, se desvirtúe dicho branding. A continuación te decimos 8 errores que es preciso evitar para que tu imagen no se vea en riesgo.

Desconocerse a sí mismo

En términos psicológicos, el autoconocimiento es saber quiénes somos, qué nos distingue de los demás, pero también qué nos hace ser lo que ahora somos, es decir, factores que han influido en la construcción de nuestra personalidad, y también ser capaces de identificar para qué somos buenos y cuáles son nuestras debilidades.

Ser incongruente entre lo que se dice y lo que se realiza

La incongruencia es un factor de peso que puede poner en riesgo tu imagen y hacer que los demás desconfíen, lo cual es aún peor porque ganar la confianza de alguien lleva tiempo, pero perderla es cuestión incluso de minutos. Por ello es necesario ser coherente y no caer en contradicciones.

Mentir

Mostrarse incongruente puede ser también un reflejo de que se miente sobre algo, aunque no necesariamente. Sin embargo, la mentira como tal es de los grandes errores que obstaculizan más un personal branding, además de que influye para que se tenga una percepción negativa de ti, difícil de revertir.

No tener control sobre nuestra emociones

Salirse de control, ser viscerales y dejar que las emociones nos invadan y nos imposibiliten ver las cosas con claridad es una forma sencilla de afectar nuestro personal branding, además de que refleja un bajo equilibrio emocional.

 

Continúa leyendo en la siguiente página.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL