Tratar de mantener un personal branding que siempre represente lo que somos puede ser una labor compleja y hasta cierto punto difícil.

Sin embargo, es necesario que cada uno de nosotros mantenga una congruencia entre lo que se dice y se hace para evitar confusiones con el resto de la gente, pero sobre todo con uno mismo.

Cuando hombres y mujeres llevan a cabo un personal branding, es similar a lo que marcas en todo el mundo realizan, es decir, recurren a diversas estrategias para formar un branding a nivel personal. Tal vez cada individuo no lo hace con el afán de promocionarse, tal como las empresas lo realizan con sus productos.

Sin embargo, nuestra acciones, forma de pensar, palabras que usamos, tipo de vestimenta, entre otros elementos dan una imagen ante lo demás que puede o no ser la que en verdad se quiere mostrar, aunque cabe señalar que esto va relacionado con la forma de pensar del resto de la gente y su manera de concebir lo que caracteriza a un hombre o mujer.

No obstante, cuando se está en busca de trabajo, el personal branding es uno de los mejores recursos para conseguir ser el candidato más apto y obtener un contrato.

En este sentido te sugerimos a continuación 3 puntos o elementos clave que pueden ayudarte a construir y mostrar un personal branding que te beneficie, sin caer en contradicciones.

Mostrar congruencia entre lo que se dice y se hace

Estar en una entrevista de trabajo y decir que se sabe hacer ciertas cosas, cuando la realidad es todo lo contrario, no muestra profesionalismo ni mucho menos congruencia entre lo que se dice y se hace. O catalogarse como defensor de los derechos de animales, cuando hay maltrato hacia tu mascota, por mencionar un ejemplo.

Cuidar lo que se publica en redes sociales

Algunas áreas de RH en diferentes empresas o jefes directos suelen solicitar las redes sociales de los candidatos y empleados. Para una compañía es importante conocer más a fondo quien es la persona con la que podría trabajar, y si en las publicaciones no se tiene cuidado con las palabras elegidas, el tono, el tipo de imágenes que se difunden o el contenido que se comparte, puede no beneficiar la elección para cierto puesto.

No se trata de quedar bien con alguien para ser aceptado, sino de tener cuidado no sólo con lo que se publica, sino también con la propia privacidad.

Rescatar comentarios y críticas para mejorar

Como seres humanos estamos expuestos a cometer errores al hablar y actuar. Por ello, dar la bienvenida a críticas o comentarios negativos o positivos es una manera de tener apertura ante los distintos puntos de vista, analizarlos y ver lo que se puede retomar o considerar con el objetivo de mejorar.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL