Facebook maneja una cifra mensual de usuarios de 2 mil 600 millones, 10 por ciento arriba de los que tenía previo a la pandemia. De acuerdo con su último reporte, cerró el primer trimestre de 2020 con ingresos de 17 mil 737 millones de dólares.

La publicidad es uno de los ingresos más fuertes para la compañía, por eso es que un complot de anunciantes ha debilitado sus finanzas a tal punto que las acciones de la compañía cayeron 8,3 por ciento el viernes, la mayor cantidad registrada en tres meses. De hecho, Mark Zuckerberg bajó un puesto en el ranking de los multimillonarios, con un patrimonio neto de 82 mil 300 millones de dólares.

La lista incluye a StarbucksCoca-Cola, Unilever, Diageo, Levi’s , Patagonia, REI, Lending Club y The North Face, entre otras que anunciaron su intención de unirse al movimiento organizado en apoyo a que Facebook controle estrictamente el discurso de odio y desinformación en redes sociales, más de 160 empresas al menos durante julio.

Una creciente lista de importantes compañías buscan aumentar la presión a la firma y ya ha tenido un impacto fuerte en recursos tangibles e intangibles. Por si fuera poco, la campaña “Stop Hate for Profit” llegaría a las principales empresas de Europa, según dijo Jim Steyer, director ejecutivo de Common Sense Media, a Reuters.

Free Press y Common Sense, junto con las organizaciones de derechos civiles de Estados Unidos Color of Change y la Liga Antidifamación, lanzaron la campaña tras la muerte de George Floyd, el hombre afrodescendiente que ha inspirado protestas después de murió a manos de un policía.

Aunque Facebook reconoció el domingo que tiene más trabajo por hacer y que se está asociando con grupos de derechos civiles y expertos para desarrollar nuevas herramientas para combatir las expresiones de odio, las organización no cederían y llevarían todo a nivel global.

“El próximo paso es la presión global”, dijo Steyer, que agregó que la campaña espera alentar a los reguladores europeos a adoptar una postura más dura contra Facebook.

Te recomendamos:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL