• Mientras Apple quiere proteger los datos de los usuarios, Facebook quiere seguir explotándolos.

  • La última actualización de iOS para sus teléfonos inteligentes y tabletas pide permiso a los usuarios.

  • Los anunciantes no podrán lanzar anuncios personalizados porque los usuarios podrían ejercer su derecho a no brindar datos.

La versión de iOS 14 se lanzó esta semana, en modo de prueba para desarrolladores. El sistema operativo es uno de los más populares en el mundo, pues Apple está entre los tres principales fabricantes de teléfonos inteligentes del planeta, por lo que afecta en gran medida a usuarios y anunciantes.

La última actualización de iOS para sus teléfonos inteligentes y tabletas, obligará a las aplicaciones a pedir permiso a los usuarios antes de recopilar y compartir datos que luego se utilizan para rastrearlos y dirigirles anuncios personalizados.

Esto es, los anunciantes corren el riesgo de que los espectadores simplemente ejerzan su derecho a no compartir la data y tener menor impacto, además de llegar al público equivocado. Es por ello que especialmente Facebook está protestando, la red social es la principal promotora de usar lo datos personales de los usuarios de su red social.

Su modelo de negocio está basado en una orientación publicitaria muy específica y a gran escala, gracias a los datos personales recopilados de los usuarios.

Te recomendamos:

En esta nueva pelea entre los dos vecinos de Silicon Valley, destaca que mientras Apple quiere proteger los datos de los usuarios, Facebook los quiere explotar y ganar dinero con ellos. 

Se refugia en que permite ofrecer servicios “gratuitos” y que los usuarios prefieren anuncios personalizados en función de sus gustos.

“(El sistema operativo) iOS 14 perjudicará a muchos desarrolladores y editores en un momento ya difícil para las empresas”, argumenta Facebook.

Así, Facebook está considerando dejar de ofrecer sus herramientas de seguimiento, orientación publicitaria y monetización a aplicaciones de terceros en iOS 14, aunque seguirán funcionando en Android, el sistema operativo de Google.

Acusa a Apple de limitar su capacidad de mostrar anuncios personalizados a los usuarios de dispositivos móviles de ese fabricante, lo que generará pérdidas de ingresos para los creadores de aplicaciones.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL