Brasil.- Una de las más grandes pasiones del hombre es el deporte, en especial el futbol. La gente adopta un equipo, un nombre, un cántico y unos colores y los apoya fielmente sin importar las victoras o las derrotas.

Más notas sobre Activaciones:
BTL dentro de un reality show
Coca Zero hipnotiza a los clientes para comprobar su sabor

Uno de los equipos con mayor afición y arraigo en Brasil es el Botafogo, que desde sus inicios ha vestido de negro y blanco logrando diferentes títulos; los fans se sienten identificados con esos colores y pintan el estadio bajo esta combinación cada vez que su equipo juega. No obstante la temporada pasada la marca patrocinadora de sus camisetas, Puma, hizo un cambio radical en los jerseys.

De blanco y negro, la camiseta pasó a ser dorada. El reto de la marca era convencer a la gente de que ésta era la nueva imagen del Botafogo y que aceptaran los nuevos colores como propios. Para ello lanzaron un reto a los aficionados bajo el argumento de que los verdaderos seguidores del equipo son fieles sin importar los colores.

Con esta idea desarrollaron el “Fogometro, el jersey para los aficionados acérrimos”. En las tiendas de la marca instalaron un probador especial donde los fans se probaban la camiseta mientras observaban una serie de videos sobre el equipo ambientados con cánticos en el estadio. Al mismo tiempo se media el ritmo cardiaco de los participantes, aquellos que al ver las imágenes del Botafogo y usar la nueva playera sobrepasaban un pulso mayor a 170 podían comprar la prenda.

La activación logró vender 15 mil camisetas y conseguir que los aficionados adoptaran los nuevos colores.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL