James Dashner, novelista estadounidense que inició su carrera en la letras con la saga Jimmy Fincher, es uno de los actores de la historia que han dado una razón para que las acciones BTL den un salto al ATL y viceversa.

Más notas relacionadas con BTL: 
Marketing experiencial: 17 cosas que no sabes de McDonald´s
Irónica campaña que se burla de las marcas norteamericanas de autos
BTL para talla XL: Candice Huffine, la modelo de éxito en calendario

Luego del éxito que tuvo con su primera obra editorial, dio vida en 2009 a la que sin pensarlo se convertiría en su mejor historia de fantasía y ciencia ficción: “The Maze Runner”, la cual fue publicada en octubre de 2009 por Deli Publishing y la casa editora Random House Mondadori.

La trama centrada en un grupo de jóvenes encerrados en El Claro, un espacio abierto rodeado por grandes muros que forman un laberinto, llegó a los hogares a través de la tinta y el papel. Y así como muchas otras grandes historias sirvieron de inspiración a los directores de cine para llevarlas a la pantalla grande, Wes Ball, de la mano de Century Fox, llevó a Thomas, el protagonista, a las salas de cine.

El Corredor del Laberinto se estrena en septiembre de este año, y al igual que la trilogía narrativa de Dashner, se espera que haya tres películas: The Maze Runner, Prueba de fuego y La cura mortal.

Esta acción cinematográfica evidencia cómo el BTL fue llevado al campo del Above the line. Falta ver cuáles serán las estrategias Below the Line que se ejecutarán posterior al lanzamiento de la película. Hasta ahora, reinan los pósters en los diferentes cines, así como el tráiler de la cinta en las redes sociales.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL