La mercadotecnia directa se mantiene como una de las disciplinas Below The Line favoritas de las marcas, pues a través de estrategias como email marketing se puede establecer un contacto directo con los clientes, al tiempo que se mantiene constante la comunicación entre ambas partes.

A pesar de que otras disciplinas BTL han cobrado relevancia como el marketing interactivo, apoyado en redes sociales, el email marketing no ha perdido relevancia y representa una oportunidad clave para las marcas, pues según estadísticas de The Radicati Group, para el año 2023 se estima que haya más de 4,300 millones de usuarios de correo electrónico.

¿Cómo crear una estrategia efectiva?

Si bien que el número de personas con cuenta de correo electrónico es un factor para que las empresas apuesten por este tipo de estrategia directa, no es el único factor que contribuye al éxito de este tipo de campañas, pues hay ciertas acciones que pueden afectar su efectividad, tales como enviar información repetida a un mismo usuario, mandar contenido que no corresponde con sus intereses o compras previas, o simplemente saturar al consumidor con muchos emails.

Puedes consultar: Estos son 5 roles que juega el email marketing en una estrategia.

Para evitar esto y hacer que la estrategia arroje los resultados deseados, y además haya un call to action, a continuación se sugieren algunas acciones clave para conseguirlo.

  • Creación correcta del buyer person: de acuerdo con Elogia, es importante que cada compañía conozca a detalle a la persona o cliente a la que va dirigido el contenido, a fin de que responda como espera.
  • Personalización del contenido: según estadísticas, la personalización es un valor agregado que el consumidor demanda hoy en día, el cual hace la diferencia entre una marca y otra, además de que contribuye de manera considerable para que la persona atienda o ignore el contenido.
  • Creatividad: es decir, aprovechar los formatos de contenido que se pueden hacer llegar mediante correo electrónico, a fin de que resulte atractivo y el usuario lo vea.
  • Desarrollo de un calendario de envíos: al hacer esto se puede evitar la intrusividad al momento de mandar contenido, puesto que el usuario no quiere que se le invada su bandeja de entrada, y menos con información que no se apega a sus gustos o intereses.
  • Personaliza: independientemente del contenido que se envíe, es clave que se personalice para que de esta manera el cliente sienta que fue creado solo para él o ella.
  • Integración de botones que redirijan: ya sea que al dar clic en un botón remita a las redes sociales, a una landing page o market place, el objetivo es que el usuario se mantenga con la marca y haya un call to action.
  • Genera lealtad y confianza: esto se logra a través de envíos constantes, pero sin abrumar, personalizados, empáticos y cercanos al consumidor.

Te recomendamos: Email marketing: 5 tendencias que harán más efectiva esta estrategia en 2019.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL