Dentro de la industria de entretenimiento en México, los conciertos y festivales de música son de los más redituables y relevantes no solo para los espectadores, sino también para las marcas que fungen como patrocinadores, así como para promotoras. Y en esta oferta, el Force Fest 2019 fue uno de ellos.

Este año, unido al KnotFest, evento de música de metal, anteriormente organizado y promovido por Zepeda Bros, la segunda edición del Force Fest corrió a cargo por Live Talent, promotora que desde el año pasado tuvo dificultades para resolver una serie de problemas que se suscitaron en el campo de Golf de Teotihuacán, donde se llevó a cabo la primera edición.

Ante un 2019 para reivindicarse, Live Talent no pudo ofrecer un espectáculo de calidad, ni mucho seguro para los asistentes, staff y demás personas que se dieron cita en el Deportivo Oceanía el pasado sábado 30 de noviembre y domingo 1 de diciembre.

Te sugerimos:

Cancelaciones, ahora en el Force Fest 2019: Phil Anselmo ni Slipknot saldrán al escenario.

Medios de comunicación dieron cuenta de los actos vandálicos que se suscitaron el primer día de festival, así como las diversas cancelaciones reportadas el domingo. Pese al antecedente de 2018, hubo personas que, incluso provenientes de otros estados de la República Mexicana, viajaron para ver a las bandas que el cartel prometió, mismo que no se cumplió al pie de la letra en ninguno de los días.

Lecciones a aprender

En México, los festivales de música son de los más apreciados por el público, una audiencia que suele esperar ansiosamente una nueva edición de cierto evento masivo, para que en cuanto salga la venta de boletos, estén listos para adquirir sus entradas.

Pese a la buena respuesta de público, al involucramiento de diferentes marcas que participan como patrocinadores, a las condiciones ineficientes de los venues elegidos y a la escasa planeación y falta de estrategia, promotores como Live Talent no solo vulneran el buen desarrollo de un evento, sino que además exponen la seguridad de los asistentes.

Tras el resultado de esta reciente edición del Force Fest 209, así como del KnotFest, hay una serie de lecciones que deben aprenderse para evitar errores y consecuencias graves.

En primera instancia, se debe dotar de identidad al festival, es decir, buscar la forma de crearle un sello que lo distinga, claro, que se trate de uno positivo, además de no tratar de competir con otros eventos de mejor organización como es el Vive Latino o México Metal Fest, pues esto evitará que los medios de comunicación y usuarios de redes sociales los conciban como competidores desleales.

En un segundo caso ofrecer un cartel que realmente se cumpla, sin buscar solo generar expectativas mediante bandas que, tal vez, sería complicado tener en un escenario, ya que esto podría interpretarse como engaño hacia los asistentes.

No tener una estrategia de planeación, logística y producción bien estructurada es otra lección que deja este festival y promotores, pues al carecer de esto no se da una correcta organización del evento, lo cual se ve reflejado el día que se lleva a cabo, además de que no permite prever situaciones extraordinarias que pudieran poner en riesgo el festival, pero sobre todo a las personas que acuden.

Una cuarta es no contar con una efectiva y oportuna comunicación, pues tal como sucedió en 2018, información sobre cancelaciones, cambios de horario, venta vía cashless, accesos, entre otro tipo de datos, no fueron dados a conocer en tiempo y forma, lo cual ocasionó, tal como este año, la molestia del público.

Y como quinta pero no menos importante, debe haber un respeto hacia los asistentes, pues cada uno de ellos cumplió con el pago de cierta cantidad para conseguir un acceso; mientras que su tiempo, dinero y expectativas no fueron cumplidas, aun cuando están obligados a ofrecer un evento y espectáculo de calidad.

Otro promotores como OCESA han sabido capitalizar experiencias a través de eventos masivos, como lo son los festivales, esto gracias a la buena logística, planeación y prevención, ya que aún con ciertos detalles que pudieran presentarse, conocen cómo atender contratiempos, empresa que 2018 se ubicó como la quinta promotora con más boletos vendidos a nivel global, según Statista.

Según el Departamento de Investigación de InformaBTL, al cierre de este año se estima que la inversión destinada a event marketing rebase los 13,000 millones de pesos.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL