La diversidad de medios que una marca utiliza para promocionarse, al igual que sus productos es amplia, y si hay uno que prevalece 24/7, es justo el OOH.

A diferencia de otros medios, la publicidad exterior es una técnica que le permite a una empresa hacerse visible y a sus productos o servicios, en todo momento, en determinadas zonas o espacios de la ciudad.

El Out Of Home tiene la característica de ser un formato de grandes dimensiones, localizado en zonas estratégicas y, actualmente, con la tendencia hacia formatos digitales y así lograr captar la atención del consumidor para que atienda el mensaje y recuerde a la marca.

La agencia PwC informó que, al término de 2017, la inversión mundial destinada a OOH, en ambos tipos de soporte, ascendió a 38 mil millones de dólares, de los cuales 24,500 se destinaron al formato físico, mientras que el porcentaje restante se gastó en digital. Al concluir 2018, el capital utilizado para el desarrollo de este tipo de marketing podría llegar a los 39,500 millones de dólares.

En el caso de México, fueron 6,978 millones de pesos los que en 2016 se invirtieron en Out Of Home, mientras que para el cierre de 2017, la cifra podría haber alcanzado los 7,215 millones de pesos, según estimaciones del Estudio de Inversión en Medios, realizado por el Departamento de Investigación de InformaBTL.

Puntos a considerar

Si como marca se ha tomado la decisión de emplear esta estrategia mercadológica, antes de solicitar un diseño, es conveniente considerar los siguientes 5 elementos:

  • Cercanía con el PDV o complejo: De acuerdo con Sandra Melgoza, subdirectora de Mercadotecnia en Cinemex, es importante que cada empresa tome en cuenta la ubicación de sus PDV para que buscar que el OOH esté cerca y así remita al cliente hacia la sucursal más próxima.
  • Nivel de afluencia: Para la representante de Cinemex es muy importante conocer el nivel de tránsito de personas y autos, para entonces definir si tiene la cantidad de personas suficiente para colocar un OOH.
  • Vías, calles y espacios públicos cercanos: Tener publicidad exterior, cerca de lugares concurridos como parques, centros comerciales, plazas, supermercados, zonas de oficinas, entre otras, es un factor positivo porque más consumidores podrán ver la promoción y mensaje de una marca.
  • Permisos para su colocación: Es vital que, para evitar una suspensión de actividades y eso impida la efectividad del medio, una compañía se cerciore que el espacio rentado cuenta con permisos oficiales.
  • Formato (digital o estático): Una tendencia es justo el formato digital; desde displays hasta OOH interactivo, son los nuevos formatos de los que se disponen, y entre los que una marca debe elegir.