La publicidad exterior, también conocida y abreviada por sus siglas en inglés como OOH, tienen el objetivo de promocionar marcas y productos en espacias públicos, siendo visibles todo el tiempo.

Al tratarse de una estrategia disponible 24/7 y a la vista de toda persona que transita por cierta vialidad, el OOH permite que una marca llegue a todo tipo de público, sin que haya una segmentación tan exhaustiva. Lo que busca es tener un impacto generalizado y estar a la vista del mayor número de consumidores y clientes potenciales.

Datos de PwC indican que durante 2016 los ingresos totales por Out of Home fueron de 394 millones de dólares, monto que podría llegar a 465 millones de dólares en 2020. 

Errores que una marca debe evitar 

Tener un OOH en un espacio público determinado puede ser una estrategia atinada cuando se coloca en vialidades altamente transitadas, al igual que contar con elementos de diseño previamente analizados y aplicados que favorecen la correcta visibilidad de logo, nombre de marca, producto o servicio, texto y resaltando el mensaje principal.

Pero antes de colocarlo, también se debe tener en cuenta la existencia de normas y permisos que la empresa necesita cubrir para que la exhibición del OOH no se vea interrumpida ante un incumplimiento legal.

Con ambos elementos expuestos, una marca debe considerar una correcta ejecución para no caer en los siguientes 3 errores:

Mal diseño

Al tratarse de un espectacular, valla o algún otro tipo de OOH, el factor diseño es uno de los más importantes, ya que una mala redacción, un uso incorrecto de elementos gráficos, distorsión del logotipo o color al momento de la impresión en gran formato, medidas no adecuadas, una mala distribución de elementos visuales, entre otros puede poner en riesgo la efectividad del anuncio.

Omitir normativas al momento de colocar OOH

En México, la Secretaria de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi) es la encargada de regular este tipo de estrategia y es también quien define los lineamientos a los que una empresa debe someterse y así evitar suspensiones, cancelaciones y multas por infringir la ley.

Por ello, es necesario que antes de rentar el espacio y definir cuánto tiempo estará, es preciso consultar si cuenta con el permiso de la Seduvi y así no tener problemas legales posteriores que atenten contra la imagen e inversión de la marca anunciada.

Poco tiempo de exposición

Sitios como la CDMX y otras ciudades de alta urbanización son lugares clave para que marcas opten por este tipo de marketing. Sin embargo, si lo que se pretende es estar a la vista de todos, se requiere de una inversión que contemple un periodo de tiempo largo de exhibición y así el consumidor recuerde la marca y se quede con el mensaje.

Para definir el tiempo de exhibición es necesario que la empresa considere factores como rentabilidad del espacio, qué se desea comunicar con el OOH, objetivos, sitio donde se quiere colocar, entre otros factores.

 

 

 

 

 

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL