De acuerdo con el Departamento de Investigación de InformaBTL, durante 2015 las acciones de guerrilla, ambient y street marketing perdieron terreno en comparación con las dinámicas de mercadotecnia interactiva, ya que las actividades en calle rondan entre el 3 y el 4% de la inversión de medios, mientras que las segundas acaparan el 17%.

Esto se debe a que hoy día vemos una evolución del below the line, donde las acciones en calle ya no se limitan a contratar a un gío para que se ubique en un semáforo y reparta volantes. En la actualidad, la guerrilla y el street marketing también se han adaptado a un mundo mucho más globalizado, interconectado y con un consumidor más exigente que pide otro tipo de activaciones.

Checa 5 campañas de Doritos con tintes de guerrilla, pero que no descuidan el uso de otras disciplinas below the line para maximizar el resultado.

Los 11 pitones

Durante la Convención Anual de Ventas de PepsiCo, realizada el mes pasado en la Ciudad de Cancún, la agencia Figallo Comunicaciones brindó a los asistentes la oportunidad de tener una experiencia #ForTheBold con la marca Doritos.

Sólo los más atrevidos vivieron la experiencia de tocar y cargar uno de los 11 pitones que fueron metidos en una gran cabina que se instaló en el stand de la marca. Con apoyo de edecanes, las personas colocaron a los pitones en sus hombros y aprovecharon para tomarse una foto.

También se les invitó a meter la mano dentro de la cabina para alcanzar en el fondo una bolsa de Doritos como regalo; lo que desconocían los asistentes era que la cabina estaba llena de serpientes, hecho que causó una sensación de nervios, ansiedad y diversión.

Doritos

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL