Un estudio de mercado es indispensable para estudiar al consumidor, pero ante a crisis sanitaria todo parece cambiar tan rápido que los datos pueden ser más inmediatos y hasta reveladores solo con observar el entorno en el que la marca se desarrolla. El cliente actual tiene al menos cuatro ejes indispensables de atender por parte de las marcas, que si bien no deben acaparar 100 por ciento su estrategia, sí pueden resultarle un foco de atención relevante para sus procesos.

Ahorro

No es complicado detenerse y revisar alrededor, el contexto es de incertidumbre, no se sabe cuándo terminará la recomendación de confinamiento en México, tampoco cuándo habrá una vacuna contra el COVID-19, incluso el consumidor no logra asegurar que su economía pueda permanecer estable. Ante este panorama las empresas deben ofrecer productos que permitan generar confianza desde su calidad y además precios que realmente hagan sentir al consumidor que su valiosa inversión es una buena decisión. El 64 por ciento prioriza su planificación financiera en estos momentos, de acuerdo con Kantar.

Familia

En el país la familia siempre ha jugado un papel importante para el consumidor, mucho más en comparación con la cultura de otros países, pero en medio de la pandemia esto se ha magnificado. Las marcas deben comprender que desde ahora el plan del consumidor está más enfocado en familia que nunca. ¿Cómo le sirve esto a una empresa? Un ejemplo sencillo es que derivado de este eje del consumidor, la marca puede enfocarse en tamaños familiares en los productos, más que en los regulares, hay que adaptarse al contexto e incluso puede resultarle más redituable.

Gastar menos

Las compañías deben pensar seriamente en ediciones de sus productos o servicios adaptadas a un menor costo, tanto para la empresa como para el consumidor. Esto es, tener su línea habitual y ademas generar otra de menor costo. Para muestra lo que hacen las compañías de smartphones actualmente, Samsung se enfoca en la serie A y Apple en el iPhone SE (segunda generación), ambos se posicionan como deseables para los consumidores de alta gama porque se dedican a eso, pero también abren un área de oportunidad para los consumidores de hoy, quienes buscan dispositivos de nivel bajo / medio. Lo mismo ocurre con Movistar o Telcel, que diseñaron planes de menor costo ante el panorama. El consumidor no quiere gastar menos, es que en realidad no puede gastar de más, la economía lo ha llevado a ese camino.

Imagen: Bigstock

Prioridad a lo básico

En este mismo sentido el consumidor se está enfocando en lo necesario, en comida, techo, transporte o medicamentos. Esto es importante para las empresas porque algunas no ven fin a su agonía ante sus sectores duramente castigados, pero un ejemplo de cómo lidiar, al menos temporalmente con esto, lo da la gigante Amazon, trasladándose a estos segmentos  al vender cubrebocas y medicinas, directamente. Es decir, las empresas deben buscarle a los negocios y si no les está dando lo que siempre han hecho, vale la pena buscar un área de oportunidad en los básicos del consumo.

Te recomendamos:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL