Hay distintos elementos que han empujado la evolución de la mercadotecnia. Uno de esos aspectos es el consumidor, que constantemente está cambiando, lo cual provoca que las marcas y las agencias tengan que adaptarse a las preferencias, gustos y necesidades del público meta. Otro de los aspectos que provocado está transformación es la tecnología que día a día se integra para realizar acciones de mercadeo. Entre toda la pléyade de herramientas tecnológicas que se han sumado al marketing, destaca el big data, que ha tenido un impacto directo en más de una estrategia.

Social media

A diferencia de las estrategias offline, la mayoría de las acciones online permiten una medición puntillosa de lo que pasa en el mundo digital. El social media no ha sido la excepción. Gracias al big data se puede tener un panorama más completo del modo en que el usuario en espacios como las redes sociales.

Mobile marketing

El uso de los dispositivos móviles por parte de los usuarios para conectarse a internet es cada vez más frecuente. El big data analizar la ingente cantidad de información que los clientes generan con estos aparatos, como ubicaciones, rutas, uso de aplicaciones, entre otras muchas cosas.

E-commerce

Como bien señalamos algunas líneas antes, en el mundo digital es mucho más sencillo realizar una medición de lo que pasa en, por ejemplo, un sitio web. En el caso del e-commerce esto tiene una gran relevancia, en gran medida porque con el big data se pueden detectar algunas tendencias en el actuar de los clientes para tomar decisiones estratégicas de negocio que nos permitan optimizar una tienda online.

Atención al cliente

La atención al cliente sigue siendo una de las piezas fundamentales para el éxito de una marca. Una manera de mejorarla es a través del análisis de las quejas, opiniones y comentarios que realizan los clientes en este departamento

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL