Expertos en mercadotecnia y CEO’s de agencias en México coinciden en que el marketing digital es una de las tendencias que se verán este 2017 y en años venideros.

Dado el potencial que tiene, su alcance en número de usuarios y que no hay un límite geográfico de por medio, y una penetración de Internet y uso de redes sociales cada vez mayor, este tipo de marketing es ya una poderosa estrategia mercadológica que no sólo tiene la ventaja de tener un impacto inmediato y fomentar la interacción, sino que además son medibles.

Según datos de Statista, se estima que para 2020, la inversión destinada a este tipo de marketing alcance los 306 mil millones de dólares a nivel mundial.

En México, el marketing digital representó el 67.71% de los servicios que ofrecieron agencias BTL en 2016, de acuerdo con el Departamento de Investigación de InformaBTL, lo cual hace de este tipo de estrategias el séptimo servicio más ofertado por dichas agencias.

Además de la interacción que permite el marketing digital, el hacer llegar mensajes de forma inmediata, sin intermediarios y llegar a clientes potenciales, ¿qué otras ventajas aporta?

Según María Isabel Figueroa, Directora Ejecutiva de Marketing de Next U y Open English, hay otros beneficios que una marca o empresa tiene al implementar marketing digital.

Mayor exposición

Aun cuando una estrategia de marketing digital también tiene un periodo de vigencia, estar en Internet favorece un mayor tiempo de exposición porque la red está 24/7 disponible, por lo tanto, favorece su permanencia.

Obtención de resultados en un menor tiempo

Saber si un email fue abierto, cuántos usuarios lo leyeron, qué cantidad de usuarios compartieron tu contenido, cuántos me gusta se registraron, entre otros datos, son datos que se pueden conocer en menor tiempo y dan cuenta de la efectividad o mejoras que podría necesitar una estrategia de marketing digital.

Personalización de contenido

Tal como sucede con el email marketing, lo digital permite llegar de forma más rápida, con mensajes claros y personalizados que reflejen el conocimiento que se tiene del consumidor.

Uso de herramientas de búsqueda

Tener este tipo de recursos a la mano facilita el monitoreo de la estrategia, al igual que el impacto de la misma. El CRM, inteligencia artificial, entre otros también ayudan a esta labor.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL