La dupla de retailers y fabricantes, en cualquier parte del mundo, tienen la responsabilidad de favorecer la rotación de sus productos y ganar la preferencia y confianza de sus clientes.

Pero esta tarea no es una precisamente sencilla de llevar a cabo, y más ante la competencia no sólo entre marcas minoristas, sino también por las estrategias de marketing y BTL que en cada PDV se aplican y un mayor número de establecimientos, que a pesar de llevarle a un retailer hasta dos años para la apertura de una nueva tienda, es un buen método para atraer nuevos y potenciales clientes.

Se trate de una tienda nueva o con algunos años abierta al público, es necesario que las marcas que conforman categorías y tienen un espacio en anaquel también consideren la posibilidad de tener un lugar más dentro del retailer, además del estante en donde habitualmente se encuentran sus productos.

Pero ¿qué razones hay para que un fabricante considere la opción de llevar parte de su stock a una exhibición adicional?

Motiva compras no planeadas o por impulso

Este tipo de compra es una de las que otorgan mayores beneficios, tanto al retailer como a la marca, ya que logran alejar al cliente de su presupuesto original, haciendo que gaste más durante su visita, favoreciendo los ingresos del establecimiento y la rentabilidad de la marca.

Mejora la rotación de productos con niveles bajos de venta

Poner ciertos productos en una exhibición adicional puede responder a factores como temporadas o fechas especiales, como lo fueron las pasadas fiestas patrias, o periodos de tiempo que contemplan más días y que impulsan las ventas de artículos muy específicos, propios de la ocasión.

Sin embargo, mejorar la rotación de un producto o categoría que quizá no presente buena venta también es una buena razón para sacarlo de anaquel y llevarlo a una exhibición adicional, acompañado de una promoción como un descuento directo, oferta de 2×1, o adicionando un artículo promocional.

Pone el nombre de una marca en la mente del cliente

Al ser una marca y su producto sacado de anaquel para ser puesto en un espacio especial para su exhibición adicional, provoca que el cliente, al transitar por la tienda, se encuentre con artículos de manera sorpresiva, que reforzando su comunicación con material POP de apoyo, un acomodo especial y la marca visible, hace que el shopper pueda recordar más fácilmente logo y nombre, además del producto y promociones que vio en dicha exhibición.

Datos de Statista reporta 464,940 millones de dólares por ventas netas de retailers en México durante 2016, cifra que para el término de 2017 podría llegar a 490,390 millones de dólares.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL