• Twitter fue vulnerado presuntamente solo por jóvenes, hay tres detenidos.

  • El autor intelectual sería un adolescente de 17 años de edad: Graham Ivan Clark.

  • Hubo aproximadamente 415 transferencias a la dirección de bitcoin sospechosa por un valor de 117.457,58 dólares.

A mitad de julio, cuentas verificadas de Twitter de líderes de todas las cúpulas y de las marcas más amadas entre Uber, Joe Biden, Bill Gates, Elon Musk, Kanye West, Jeff Bezos, Mike Bloomberg y Apple fueron utilizadas para estafas, incitando a sus seguidores a enviarles dinero por medio de Bitcoin, bajo la promesa de duplicar la cantidad.

Hubo aproximadamente 415 transferencias a la dirección de bitcoin sospechosa por un valor de 117.457,58 dólares, según la acusación federal.

La plataforma de los 280 caracteres dijo que su investigación descubrió una operación dirigida a los empleados para obtener acceso a sistemas y herramientas internos. Pero eso no se podía quedar así, la red social tenía que limpiar su honor y encontrar a los culpables y métodos que debilitaron sus sistemas.

¿Quién puede estar tranquilo cuando pueden vulnerar su cuenta? Es por ello que acudieron a las autoridades pertinentes, además de sus investigaciones, ya que el delito es perseguido, así que finalmente el FBI atrapó a los hackers.

 

La sorpresa fue grande cuando se descubrió que uno de los autores es un adolescente de 17 años de edad, detenido, en tanto otras dos jóvenes fueron acusados  por su presunta participación.

El menor, Graham Ivan Clark, de 17 años, fue arrestado por agentes federales y estatales, señaló el fiscal estatal de Hillsborough, Andrew Warren. Es el “autor intelectual” de los hechos, según las investigaciones.

Los otros dos jóvenes son Mason Sheppard, de 19 años, en Reino Unido que en línea se hacía llamar “Chaewon”; y Nima Fazeli, una joven de 22 años, de Orlando, Florida, cuyo alias era “Rolex”, de acuerdo con un comunicado del fiscal de Estados Unidos, David Anderson.

“Existe una falsa creencia dentro de la comunidad de hackers criminales acerca de que los ataques como el ciberataque a Twitter pueden perpetrarse de forma anónima y sin consecuencias”, dijo Anderson en un comunicado.

Te recomendamos:

No hay delito impune

Pero al atraparlos demuestran que no hay delito impune: “El anuncio de la acusación de hoy demuestra que entusiasmo del hackeo nefasto en un entorno seguro, por diversión o beneficio, será de corta duración”, advirtió.

“Los arrestos de hoy representan solo el primer paso para la ejecución de la ley. Nuestra investigación continuará identificando a cualquier otra persona que pueda haber estado involucrada en estos delitos”, sostuvo el agente especial asistente del FBI San Francisco a cargo Sanjay Virmani.

Twitter agradeció “las rápidas acciones de las fuerzas del orden en esta investigación y continuará cooperando a medida que avanza el caso”.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL